.

A ver, ¿cómo ha cogido pulgas mi gato?

Los gatos a los que se permite estar fuera de casa cogen pulgas estando en contacto, o simplemente paseándose por los territorios de otros gatos.

¿Cree que si obliga a su gato a quedarse dentro estará a salvo? No, nada de eso: las pulgas pueden introducirse en su casa en sus ropas (las prendas blancas parecen atraerlas especialmente). Una vez dentro, pasarán fácilmente a su gato, un huésped mucho más deseable.

Un gato infectado por pulgas suele rascarse el cuello vigorosamente y frotarse la espinilla con obsesión. Use un cepillo metálico para peinar a su mascota, prestando atención a la parte trasera de las orejas. Si encuentra partículas arenosas de color negro o marrón en los pelos del cepillo, póngalas sobre un kleenex húmedo. Si forman manchitas rojas significa que son deposiciones de pulga, que están compuestas de sangre seca.

Las pulgas depositan sus huevos en la piel de su gato. Estos huevos eclosionan formando larvas en las mantas donde duerme su animalito, en las grietas de los suelos de madera, en la tapicería y las alfombras. Las larvas producen pulgas que se agarran y se alimentan de cualquier huésped que pase, siendo su gato el más adecuado. los insectos adultos tienen un período de vida de dos meses a dos años, y en ese lapso se alimentan de la sangre de sus huéspedes.

Existe gran cantidad de pulguicidas en venta en veterinarias y tiendas de mascotas: jabones, aerosoles y polvos. Piense que tendrá que desinfectar tanto su gato como su casa. Los aerosoles de larga duración son los mejores para eliminar los insectos de la casa, pero antes de usarlos, pase la aspiradora por las alfombras, cortinas, colchones y muebles tapizados, asegurándose de limpiar también bajo los muebles. Pase también la aspiradora por las mantas de su gato y luego lávelas con agua muy caliente.

Antes de comenzar, eche una bola de naftalina dentro de la bolsa de la aspiradora, y una vez que haya limpiado su casa a fondo, meta la bolsa de la aspiradora dentro de un saco plástico, séllelo y deséchelo.

Si no desea usar productos químicos, llene un recipiente profundo con agua jabonosa, procurando que forme mucha espuma, y encienda una velita de seguridad (de las llamadas velitas de noche) por encima de ella. Como alternativa, utilice una linterna. En la oscuridad, las pulgas saltarán hacia la luz, caerán en el agua y se ahogarán. Esto funciona, pero n ecesitará al menos un recipiente para cada habitación, y puede que no logre deshacerse de todos los insectos.

Si deja que su gato pasee por el jardín, mantenga el césped corto y libre de malezas. Las larvas de pulga adoran los ambientes húmedos y odian el sol. Quite los montículos de hojas secas o tierra del territorio de su mascota.

Consulte con su veterinario cuál es el tratamiento más aconsejable para su gato. Uno de los más efectivos es un antiparasitario que se aplica en un área reducida detrás del cuello. Hay productos que controlan las pulgas evitando que se reproduzcan.

Bañe a su gato una vez a la semana. Si se rehúsa al baño, pregunte al veterinario sobre los métodos alternativos.