.

Alguien me ha preguntado qué materiales conviene usar en la construcción de una jaula para reptiles. Quería detalles sobre pino y cedro en particular, porque había oído que éstos no eran buenos elementos para ese fin. Vamos a analizar a continuación una serie de materiales que se pueden usar en la fabricación de dichas jaulas.

Contenedores de cristal, tinas, cajasde melamina, cajas de malla; hay muchos tipos de sistemas para alojar reptiles. Haga su elección teniendo en cuenta el tamaño del animal adulto, de cuánto espacio dispone usted, y cuánto dinero está dispuesto a gastar.

 

Jaula para reptiles

Tanques-acuario: Buena elección para mantener serpientes de menos de 1,80m; anfibios, tortugas, y básicamente cualquier animal que requiera un natatorio o cierto nivel de humedad. Si utiliza una tapa de malla, habrá suficiente ventilación para mantener una boa arenera, un gecko leopardo o cualquier animal del desierto. Si necesita mayor nivel de humedad, deberá rodear parcialmente la tapa con una envoltura de resina plástica y preparar el tanque como un jardín tropical: colocar tierra y algunas plantas para elevar la humedad.

Estos tanques permiten que se vea totalmente el interior; el recipiente es fácil de limpiar, no se raya y las temperaturas interiores son fáciles de mantener. Son algo difíciles de voltear, especialmente los de mayor tamaño o los que están muy cargados. Necesitan estar apoyados en una mesa u otra superficie sólida y si no quiere moverlos, la mesa debe tener ruedecillas fuertes.

Los tanques-acuario no sirven para albergar ciertos lagartos como el dragón de agua, ya que no perciben los cristales y se golpean contra ellos constantemente. Tampoco son buenos para camaleones: en este caso, es mejor usar jaulas.

Tinas de plástico o membrana de goma: La posibilidad de pasar alimentos por los lados es ideal para las tortugas. Puede llenar estas tinas con agua, apilar piedrecillas en un rincón para formar un área de solaz, colocar uno o dos nenúfares, y completar su laguna hogareña con las tortugas.

Los tamaños más corrientes, que equivalen a una caja de camisas o una de zapatos, son adecuados a cualquier reptil acuático. De hecho, son utilizados en criaderos y casas que albergan demasiados reptiles como para colocarlos en un tanque. Las tinas no son apropiadas para reptiles arbóreos, ya que éstos no pueden trepar dentro de ellas. Son ideales para mantener nuevos reptiles en el período previo a su introducción dentro de un grupo ya formado.

Las tinas ofrecen una visibilidad restringida, y su uso se limita en general a animales recién nacidos. Son un buen sitio para aislamiento por enfermedad o para emergencias.

Jaulas de melamina: La melamina es el material con el que se construyen muchos escritorios, mostradores y mesas. Resiste bien la humedad, así que no hay peligro de descomposición. También se limpian fácilmente. El comercio ofrece recintos de melamina de distintos tamaños, pero con este material usted puede construir uno muy bueno con sus propias manos. Son útiles para mantener geckos leopardo o iguanas verdes adultas. Con un frente de cristal, estos recintos mantienen la humedad increíblemente bien.

Jaulas de madera o contrachapado: Valen las mismas indicaciones que para las de melamina, excepto que las de madera son mucho más baratas y fáciles de construir. Ambas pueden costar mucho dinero si se encargan a un fabricante, dependiendo de las medidas y el material.

Jaulas de malla / Reptarios: Excelentes para anoles (camaleones americanos), camaleones, serpientes livianas y dragones de agua jóvenes. Las principales desventajas de estos albergues son sus reducidas dimensiones: las más grandes tienen sólo 0,73 x 1,80 m; la humedad es muy difícil de mantener, y los animales más fuertes pueden voltearlas o incluso moverlas. Son muy buenas como medio de transporte para animales pequeños.

MDF o madera balsa: Es igual que la melamina, pero mucho más barata. Buena para construir jaulas combinadas, por ejemplo, con base de melamina y lados, parte trasera, etc. de madera balsa. Se puede pintar, tiene buenas cualidades térmicas y si se usa juntamente con un material de cobertura como el Contact, conserva bien la humedad. Se manipula muy bien y brinda un acabado suave. Como es un material que mantiene su rigidez aún en pequeños espesores, usted puede usarlo en láminas delgadas. Algunas personas recomiendan usar máscara para cortarla, ya que desprende polvillo.

Pino o cedro: No se debe usar ninguna de estas maderas para construir una jaula. Hacer un albergue para reptiles entero utilizando pino o cedro puede ocasionar problemas de salud a los animales. Estas maderas desprenden hidrocarburos aromáticos que dañan el organismo de sus animales, generando distintos síntomas. No hay mucho problema en utilizarlas para construir las monturas, ya que normalmente la madera se habrá secado y liberado la mayor parte de sus materiales volátiles, o los liberará muy lentamente.

Tampoco debe utilizar virutas o aserrín de estas maderas como sustrato en los suelos de las jaulas. Usados de este modo, el pino y el cedro ofrecen mucha superficie expuesta y los hidrocarburos se liberan más rápido, causando un efecto tóxico, sobre todo porque los animales acostumbran meterse dentro del sustrato.

Tinas de PVC y malla o Plexiglás: Con estos materiales se pueden armar excelentes jaulas grandes para animales como los monitores, serpientes grandes, camaleones e iguanas. Tienden a perder algo de calor, pero cualquier albergue de grandes dimensiones requiere algún esfuerzo para conservar las temperaturas elevadas. Unas lámparas en la parte superior y algunas a los lados (si hacen falta) serán suficientes para conservar el calor. Si no tiene necesidad de construir una montura grande de cristal y una puerta amplia, éstos son los materiales más económicos para armar un albergue grande si carece de herramientas para trabajar la madera.

Sin embargo, si desea construir sus propias jaulas para reptiles, en casi todos los casos lo mejor será usar contrachapados, melamina y MDF. No se ha observado que estos materiales causen ningún tipo de enfermedad o malestar a los animales. Otra ventaja son sus propiedades aislantes. El cristal no es un material recomendable para la mayoría de los reptiles (excepto los acuáticos) porque pierde calor rápidamente. Muchos terrarios de cristal vienen con una abertura superior sin cierres, lo que también ocasiona una considerable pérdida de temperatura. Tendrá que emplear entonces ciertos tipos de fuentes caloríficas, con lo que la jaula de cristal resultará más cara.

El frente de la jaula sí puede ser un cristal deslizante, una lámina de Plexiglás o una puerta de cristal. Si le pone un marco de pino, roble u otra madera similar, obtendrá un aspecto más profesional y decorativo.

Si pinta su jaula, recuerde dejarla secar por un mínimo de 2 a 3 días para permitir que las sustancias volátiles de la pintura se esfumen. 5 a 7 días de secado son un período recomendable.

Es una buena idea construir la base de una jaula para reptiles con melamina y usar silicona para sellar las junturas, así evitará que la humedad penetre en la melamina o el contrachapado.

Si le preocupa la penetración del agua en las maderas, también puede usar una cobertura de vinilo para el suelo de la jaula. Asegúrese de sellarla con silicona y tapar los hoyos por donde pasan los termómetros o medidores de temperatura.

Antes de armarlas, también puede cubrir el interior de las jaulas de MDF o contrachapado con ‘Contact’, una película plástica autoadhesiva que se vende en colores variados. Ésto le evitará tener que pintarlas por dentro, reduciendo las emanaciones tóxicas y proporcionando al mismo tiempo una cubierta impermeable.