.

Las cacatúas se vienen criando con éxito en muchos países del mundo. Pueden ser consideradas como los loros de cría más extendida en el mundo, más aún que los periquitos. Han surgido muchos especialistas en cacatúas y los aficionados a estas mascotas están adquiriendo cada vez más conocimiento y experiencia sobre su cuidado.

Este artículo está pensado para los entusiastas de los pájaros que aún no han escogido su futura mascota. Para empezar, deben saber que existe una gran variedad de loros en el mercado. Algunos resultan muy adecuados como mascotas, pero otros no son recomendables. Hay quienes pueden pensar que cualquier tipo de loro es igual, con buen carácter, amigable, parlanchín, simpático y una buena compañía. Sin embargo, no es así. Algunos loros son bastante agresivos y acostumbran picar; otros suelen apegarse a una sola persona de la familia y agredir a los demás; algunos no hablan en absoluto y otras especies no permiten que nadie las toque.

Cacatúa cuidados

Bien, ahora pasemos al motivo de nuestra charla. En mi opinión, la cacatúa es uno de los mejores pájaros para un principiante. No quiero decir que el novel aficionado a las aves sólo pueda tener cacatúas; de hecho hay otras opciones, y conviene que se informen ampliamente sobre todas las clases de pájaros que puedan interesarles como mascotas.

Precio

El precio puede constituir el mayor obstáculo para conseguir el ave deseada. Como el coste puede variar desde unos pocos a unos cientos de euros, éste es un punto crítico que sólo el interesado puede decidir.

En muchos países, las cacatúas no son especialmente caras. El precio varía según las características de mutación de color del animal y según si ha sido proviene de un entorno natural o ha nacido en un criadero. Éstas últimas suelen ser más caras debido al tiempo que insume a un criador el cuidado y la alimentación de las crías.

Si comparamos el precio de una cacatúa (una joven, fuerte, alimentada saludablemente en criadero) con el de otras especies de loros más grandes en similares condiciones, veremos la diferencia de costes. Yo creo que un principiante normalmente puede permitirse comprar una cacatúa por un valor razonable (cuidado con las demasiado baratas).

Nivel de ruido

Considero que todos los loros son ruidosos. Algunos de ellos emiten un graznido áspero mientras que otros producen silbidos melodiosos. Sin embargo, por regla general, cuanto más grande es el loro es más probable que emita un nivel de ruido alto (aunque no es siempre así). Resalto este punto porque entiendo que no todos tienen el privilegio de vivir en una casa grande (y en un área despejada) que impida que los ruidos molesten a los vecinos.

En muchas ocasiones, el aficionado a las aves se “enamora a primera vista” de un loro en particular, aunque sólo sea por haber leído sobre él. Sin embargo no todos llegan a darse cuenta de que cada persona tiene diferente nivel de tolerancia a los ruidos. Algunas personas no se sienten molestas por el sonido que produce un loro (por la mañana, la tarde y la noche, y a veces a medianoche), pero deben tener en cuenta la opinión de sus vecinos.

Las cacatúas suelen hacer algo de ruido, cierto tipo de silbido durante el día, especialmente por la mañana y últimas horas de la tarde. Si sólo se tiene una cacatúa en casa, el nivel de ruido no es elevado, y aún podemos considerarlo bajo comparado con el de otros loros. Además, el silbido de la cacatúa no es agudo como el de los periquitos. Tampoco cantan como ellos habitualmente. Por lo general, se puede mantener una cacatúa en cualquier tipo de vivienda: apartamento, casa o cabaña.

Capacidad de hablar

Muchos loros tienen la capacidad de hablar por imitación. La diferencia entre ellos está en la claridad de su voz. Normalmente, los loros más grandes son más fáciles de entrenar para que hablen y tienen una voz más clara. Entre los mejores “oradores” están el loro africano gris, el loro eclectus y el loro amazónico. Las cacatúas y los guacamayos también hablan pero no están entre los más hábiles.

La cacatúa es, entre los loros pequeños, uno de los que pueden hablar por imitación. Muchas aprenderán a decir “hola” y otras frases, dependiendo de la dedicación de su propietario. Por lo que sé, los periquitos son los que pueden registrar el mayor número de palabras, aunque los loros mayores estén considerados más hábiles. Si se cría en casa desde polluelo y se la alimenta a mano, la cacatúa es un pájaro amigable y fácil de entrenar.

Buen carácter

Los humanos han criado loros desde tiempo inmemorial. En el pasado estos pájaros se capturaban en su ambiente natural, y por ello no se reproducían en casa. Más tarde, con el desarrollo de la avicultura, comenzaron a criarse pájaros en cautiverio. Creo que la mayoría de las razas que podemos comprar hoy en una tienda de mascotas provienen de criaderos y no de ambiente salvaje. Sin embargo, la mayoría de los loros aún están considerados pájaros exóticos y su personalidad, aunque se trate de animales de criadero, todavía conserva muchos rasgos “silvestres”. Muchos de ellos no tienen un carácter demasiado amigable.

Por experiencia propia creo que la cacatúa es dueña de una personalidad tranquila, amistosa y positiva. Rara vez molesta a otros pájaros más pequeños que vivan en la casa, siempre y cuando se las críe con amabilidad. No es normal que piquen a la gente.

Una cacatúa domesticada no suele tener mal humor. No picará a los invitados cuando usted no la esté vigilando, como hacen otros loros. Si la cacatúa no ha sido domesticada, puede llegar a picarnos cuando intentemos cogerla.

Las cacatúas rara vez desarrollan una personalidad desagradable. La mayoría de ellas son amistosas (unas más que otras). Las provenientes de criadero pueden ser domesticadas aún de mayores. En estos casos, sin embargo, debemos darles más tiempo para que se habitúen a nosotros.

Pequeñas y compactas

Muchas personas se sienten atraídas por los loros grandes, obviamente por su tamaño llamativo y su elegancia. Pero mientras aquellos son muy vistosos, también necesitan mucho espacio para vivir cómodamente. La cacatúa no requiere un sitio muy amplio para vivir. Una jaula de alrededor de 90cm le permitirá desplegar las alas y desarrollarse bien. No necesitará una jaula muy fuerte, porque no tiene conductas destructivas. Tampoco suele dañar el mobiliario cuando está fuera de la jaula.

Para finalizar, es bueno decir que en el mercado pueden encontrarse muchos tipos de loros ideales como mascotas. Aún así, insisto en recomendar a las cacatúas para los principiantes porque son más fáciles de mantener y criar.