.

Las flores tropicales constituyen una excelente opción a los ramos más tradicionales, como las rosas o las margaritas, siempre que le sea posible conseguirlas cerca de su casa. Su belleza salvaje y colorida las convierte en un regalo impresionante para ocasiones especiales.

Si tiene la suerte de poder cultivar flores tropicales como las heliconias o los jengibres en su jardín, aquí tiene algunas pautas útiles para ayudarlas a vivir más tiempo una vez que haya cortado un ramo.

Flores exóticas

1. Riegue bien sus plantas y deles tiempo de absorber agua antes de cortarlas. Esto es importante para otras plantas de relleno (aquellas que se utilizan para completar el follaje de un ramo) también, pues algunas especies “beben” muy poco después de cortarlas, y se mantienen con su propia savia.

Las plantas tropicales están adaptadas a las condiciones de su ambiente natural, que implica frecuentes y cortos períodos de fuertes lluvias.

Mire las corolas de las flores y observe cómo forman una “copa” para atrapar y conservar tanta agua como puedan. Estas plantas absorben agua por el extremo superior y les encanta estar empapadas.

Observe la forma de las hojas. Las nervaduras conducen agua hacia el tallo, donde es absorbida dentro de las muchas capas que lo forman.

2. Si sus flores han estado fuera del agua durante un tiempo después de ser cortadas, sumérjalas en la bañera por media hora, aproximadamente.

3. Corte y descarte 5 o 6 cm. del tallo, y coloque el ramo en un florero LLENO de agua limpia.

4. Use una botella rociadora para mantenerlas húmedas, al menos dos veces al día.

5. Cambie el agua y vuelva a cortar los tallos cada 2 o 3 días.

Siguiendo estos sencillos pasos, podrá duplicar el tiempo de vida del ramo.