.
El verano, la época de salir al aire libre y de hacer barbacoas ha llegado y todo el mundo quiere encender un fuego y usar carbón en su próxima comida. Unos pocos consejos pueden evitar que su plato principal se convierta en la próxima “ofrenda incendiaria a los dioses”.

Asegurese de que la parrilla esta en una superficie alejada de arbustos, hierbajos y cualquier otro material inflamable. Revise los respiraderos para asegurarse de que las cenizas no estan atascándolo de una comida anterio. Usa líquido para encender pero nunca gasolina o queroseno. No lleve ropas con mangas que pueden prenderse fuego. La manga corta es lo mejor.

La cantidad de carbón a utilizar depende de lo grande que sea la parrilla, la clase de comida que se vaya a preparar y las condiciones climáticas. Si hay viento fuerte, temperatura baja o si hay mucha humedad necesitará más carbón para prender un buen fuego.

Para comprobar la temperatura si no tiene un termómetro para parrilas puede intentar esto. No deje que los niños lo hagan y sea muy cuidadoso si no quiere acabar chamuscado. Ponga su mano con la palma hacia abajo justo encima de la parrilla. Cuente los segundos que puede permanecer con la mano así. Si pueden mantenerla sin retirarla durante dos segundos es que el fuego esta muy caliente (190ºC), cuatro segundos es un fuego medio (unos 150ºC) y cinco segundos o más es un fuego suave (unos 100ºC, o menos). De nuevo le recordamos que sea muy precavido cuando pruebe si el fuego esta caliente.

Si quiere intentar utilizar maderas aromáticas una regla general es que tan solo un poco dan un buen resultado, complementan y no sofocan. Sumerge siempre esta madera en agua 30 minutos antes de usar. Cuando lo coloque en la parrilla se pondrá incandescente y ahumara pero no arderá. La parras cortadas dan un gran sabor así como las nueces y las almendras. Pequeños manojos de hierbas secas puestos en remojo darán fragancia y sabor. Romero, hojas de laurel y oréganos van perfectamente en un parrilla.

Algunos consejos de seguridad con los alimentos: Siempre sirva en un plato limpio la comida cocinada en la parrilla, nunca en el que haya contenido la comida cruda. En la temporada de calor no deje nunca la comida fuera más de una hora.

Un último consejo: el secreto para cocinar uniformemente las verduras es cocerlas a medias las verduras que contengan almidón antes de insertarlas en la brocheta.