.

Los ha visto cientos de veces en las tiendas de descuento: elementos decorativos de colores combinados para casi cualquier parte de la casa. Algunas personas se vuelven fanáticas de estos objetos. Generalmente son muy bonitos, vienen en una amplia gama de colores, tonos, formas y diseños, y facilitan la tarea de decorar la casa. No hay que adivinar nada: casi todas las piezas están perfectamente combinadas de antemano. Pero no existen estilos exclusivos. No hay un verdadero toque “suyo” en el resultado final. Si mezcla y combina estilos, sin embargo, acabará por crear algo propio, su hogar, y pondrá de manifiesto sus preferencias. Aquí tiene algunas ideas.

  1.  Está bien escoger un patrón, color o tema determinado en los objetos decorativos que compra en la tienda. Estos patrones predefinidos serán un buen punto de partida para ideas nuevas.
  2. Escoja sólo uno o dos elementos combinados de la tienda. Por ejemplo, digamos que quiere decorar el cuarto de baño en una gama de verdes. Encontrará muchas cortinas de baño bonitas en esos tonos, así que escoja una. Si no puede resistirlo… adelante, compre también los accesorios a juego: el soporte para cepillos de dientes y la jabonera.

  3. Ahora veamos: seguramente el estampado de sus cortinas de baño tiene algunos otros colores mezclados con el principal. Por ejemplo, es común encontrar azules, tostados, amarillos y anaranjados en un set de baño con base de color verde, pues estos colores se relacionan con el mar o el océano. Así que son complementarios. Y éste es un punto clave en la decoración: los colores de un ambiente no tienen por qué combinar exactamente. Simplemente deben complementarse unos con otros. Así que si en su baño verde agua quiere poner un juego de toallas de color tostado, accesorios en anaranjado oscuro y una alfombrilla con toques azules, estará perfecto. Si el azul no se adapta a su gusto, intente con una alfombrilla en verde hoja oscuro.
  4. Pruebe diferentes combinaciones de matices. Si usa verde como color principal en el baño, pruebe con matices de verde más claros y más oscuros que el central. Antes de instalar los accesorios, pruebe cómo se ven las combinaciones porque a veces algún matiz de determinado color no luce bien en el conjunto. Lo puede percibir instintivamente colocando dos piezas de distinto matiz una junto a otra cuando las vea en la tienda, pero otras veces no le quedará otro remedio que comprar los elementos en cuestión y probarlos en el mismo cuarto de baño. Podrá pedir en la tienda que le cambien el artículo que no combina.
  5. Trabaje con lo que tiene. Por ejemplo, al decorar el baño, los matices de verde no producirán un buen efecto si las paredes son de color rosado y no puede volver a pintarlas antes de decorar. Si el baño tiene armarios o estantes de madera oscura, el verde agua lo hará verse muy pesado y sombrío una vez que haya instalado los accesorios.
  6. No tema mezclar estilos. Queda bien mezclar un juego de toallas de estilo campestre con unas cortinas de baño con diseño marino, porque ambos estilos suelen usar colores de la tierra.
  7. Último pero no menos importante: Si no encuentra un estilo que le interese en las tiendas habituales, visite otras más alejadas de su casa o vaya a mercadillos y mercados de pulgas. Aún si encuentra sólo un elemento interesante, una pieza que llame realmente su atención, ése será el punto de partida. Puede crear un diseño exclusivo para un cuarto entero partiendo del color y el estilo de esa sola pieza.

Recuerde que la decoración su casa es algo que depende sólo de usted. Son sus gustos lo que importa. Entonces, asegúrese de inyectar su personalidad en la decoración, y sus amigos y familiares admirarán su estilo exclusivo.