Primer corte pelo
 
Portada | Autoayuda | Bricolaje | Cocina y recetas | Decoración | Familia | Jardinería | Mascotas | Salud familiar | Noticias | Foros
 
   

No volveré a crecer

 


Recuerdo el día en que me hicieron la ecografía y el médico nos anunció que tendríamos una niña. Ese mismo día mi marido dejó bien claro que la pequeña no se cortaría el pelo hasta que cumpliera los cinco años. Su propia hermana lo había hecho así, y además a él le encanta el pelo largo.

El tiempo vuela, y nuestra pequeña cumplió los seis sin que nos diéramos cuenta. Ella quiere cortarse el pelo. En la personalidad se parece a su padre: tiene una voluntad de acero y es muy testaruda e independiente. Impondrá modas cuando crezca, pues ella luce como quiere y no le importan las opiniones de los demás. Y LE DISGUSTA su pelo. O al menos el diario ritual de sentarse para que yo la peine.

Su cabello es hermoso, largo hasta la cintura y liso, castaño claro. Nunca se ha recortado más que las puntas. Creí que me resultaría fácil llevarla a la peluquería, pero a medida que mirábamos las revistas de peinados me puse sentimental. Ella es preciosa y cualquier corte de pelo le quedará bien, pero mi esposo y yo pensamos que ella no ha tomado conciencia de que, una vez cortado el pelo, no puede cambiar de opinión. Quiere hacerse un flequillo. ¿Y qué pasa si después odia el flequillo? Le llevará años dejárselo crecer nuevamente.

Así que nuestro dilema es... ¿Cuándo será lo bastante mayor para decidir por sí misma? Si insiste en que realmente no le gusta su peinado actual, ¿somos malos padres si intentamos disuadirla? ¿Tenemos derecho a decir "no" e impedirle que se corte el pelo? ¿o debo llevarla a la peluquería, tragar saliva y esperar que el resultado sea bueno?

¿Qué vendrá después? ¿Querrá ponerse un piercing en la ceja cuando entre a primer curso?, ¿un tatuaje en segundo? Estoy exagerando un poco, pero en verdad no esperaba que nuestra hija, que adora todas las cosas típicas de las niñas, quisiera cortarse el pelo.

Siendo realista, sé que esta es una preocupación sin importancia. Nuestra niña continuará dándonos sorpresas muchas veces en la vida, y cada una se verá como una pequeña catástrofe. Dentro de unos años, al recordar este momento, me reiré de mí misma.

Lo que realmente me preocupa es la idea de "vida real" que el corte representa para mí. Si ella se corta el pelo, no le crecerá de un día para el otro. Y así como ella no podrá recuperar sus trenzas, tampoco nosotros podremos recuperar el día de hoy una vez que la hayamos acompañado a su cama. Es simplemente un paso más hacia el mañana, otro recuerdo para guardar siempre.

Primer corte pelo

Temas anteriores
Tiempo con niños
Niños tímidos
Gente gruñona
Fiesta cumpleaños
Hijos crecen
Padres dinero
Lectura niños
Número 13
Vidas dependientes
Niños no amados
Nuevos artículos
Publicidad





Mauricio Luque Hola.

Me llamo Mauricio Luque y soy el responsable de que este witio web funcione.
Si tienes alguna queja o quieres hacer alguna propuesta o sugerencia, ponte en contacto conmigo a través de la página "Contactar" de este sitio web o a través de mi perfil en Facebook haciendo click aquí.
Gracias, por lo pronto, por visitar estas páginas.