Ladrido excesivo
 
Portada | Autoayuda | Bricolaje | Cocina y recetas | Decoración | Familia | Jardinería | Mascotas | Salud familiar | Noticias | Foros
 
   

Causas de un ladrido excesivo

 


A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia de extraños. De esta manera se sienten protegidos por sus animales y además asustan a posibles ladrones. Sin embargo, si el ladrido de un perro no se produce por un estímulo externo amenazante sino que es algo constante, deja de ser una característica positiva para convertirse en un comportamiento indeseable, sobre todo si se vive cerca de otras casas o en una comunidad de vecinos.

Normalmente, el ladrido de un perro es un comportamiento normal, genéticamente programado, que cumple tanto las funciones de aviso o alarma, como la de amenaza hacia extraños que intenten penetrar en su territorio. Pero también puede ser emitido por muchas otras razones y en las circunstancias más diversas. Una de las causas más frecuentes por las que un perro comienza a ladrar es la denominada facilitación social. Este término se utiliza para explicar aquellos comportamientos que un animal realiza cuando es estimulado por otro animal que ejecuta la misma conducta. Es habitual que cuando un perro del vecindario comienza a ladrar, todos los perros cercanos comiencen a ladrar también.

Debido a que en la mayoría de los casos no es posible corregir la causa que origina el problema, una forma adecuada para intentar corregir este comportamiento puede ser estimular al perro a realizar un comportamiento incompatible con el ladrido, como por ejemplo, pedirle que obedezca una determinada orden y premiarlo por su respuesta adecuada.

Otra de las causas del ladrido excesivo es la frustración social. Los perros son animales altamente sociales, que disfrutan de la compañía de sus dueños. Muchos propietarios les permiten a sus animales disfrutar de su compañía hasta que por alguna conducta indeseable del animal deciden encerrarlos. Esta actitud provoca que el perro se desconcierte y, al verse solos, induce a muchos perros a ladrar descontroladamente a fin de eliminar las tensiones. Por eso es tan importante acostumbrar a un perro desde su etapa de cachorro a quedarse solo en forma gradual a fin de evitar alterar su estado emocional en forma repentina.

Otra razón es el aburrimiento. Cuando un perro está solo por varias horas se aburre y una de las actitudes que puede tomar ante esta situación es ladrar. Lo conveniente es tratar de no dejarlo solo durante largos periodos de tiempo o, cuando no hay más remedio, dejarle objetos que llamen su atención y que pueda morder a fin de que se distraiga.

Pero en este aspecto hay que ser duro y no ceder, ya que es común que un propietario acabe haciendo lo que el animal quiere con tal de que éste deje de ladrar un momento. Sin embargo, jamás hay que olvidar que los perros tienen una gran capacidad de aprendizaje y que rápidamente captarán que el mejor camino para obtener lo que desean será ladrar. Por eso es imprescindible evitar este comportamiento indeseable no "premiando" a un perro por emitir el ladrido. Si esta conducta ya está instalada uno de las mejores soluciones será ignorarlo hasta que comprenda que ladrar no le garantiza llamar la atención de su dueño, sino más bien todo lo contrario.

 
 

Hay un comentario
esperanza arriaga – naucalpan edo.mex. mxico
16/August/2009 - 01:12
Ttulo: ladridos

creo q nunca es tarde para empezar, asi q agradezco mucho estos comentarios

Deja un comentario



?
? ?

Powered by TalkBack
Temas anteriores
Nuevos artículos
Publicidad





Mauricio Luque Hola.

Me llamo Mauricio Luque y soy el responsable de que este witio web funcione.
Si tienes alguna queja o quieres hacer alguna propuesta o sugerencia, ponte en contacto conmigo a través de la página "Contactar" de este sitio web o a través de mi perfil en Facebook haciendo click aquí.
Gracias, por lo pronto, por visitar estas páginas.