.
El Neón (Neon Tetras, Paracheirodon inessi) es uno de los peces comunitarios más renombrados, y una excelente elección para el principiante que desee iniciarse en la piscicultura ornamental. Normalmente se los vende cuando alcanzan 1,5 cm. de largo. Los peces adultos llegan a medir unos 5 cm. Si quiere poner color en su acuario, el pez Neón le dará verdadero brillo y chispa. Es un pez plateado cuya región dorsal se torna azul iridiscente. También su cola cambia al rojo brillante. Además, a estos peces pequeños y activos les gusta agruparse en cardúmenes de 6 o más miembros, por lo que una pecera de Neones es una fuente de destellos rojos, plateados y azules.

Aunque pertenecen a la familia de las pirañas, los Neones son completamente inofensivos. Si se los pone en la misma pecera con otras especies más agresivas, lo más probable es que se conviertan en la presa y no en el cazador. La dieta básica del pez Neón consiste en trozos de invertebrados tropicales de forma tubular como las lombrices, sanguijuelas, y ocasionalmente, alguna gamba en salmuera.

Tal vez debido a su tamaño, los peces Neón gustan de contar con escondrijos en su pecera. Ésto los convierte en habitantes ideales de peceras con plantas acuáticas. Además, un entorno oscuro es lo más parecido a su ambiente natural. Otros buenos escondrijos para los peces Neón son viejos trozos de madera de embarcaciones o cuevas de otros peces. En general, los tetras necesitan agua acídica muy oxigenada, por lo que otro de los accesorios que deberá colocar en su pecera es un buen sistema de aireación.

Uno de los mayores problemas que presentan estos peces es su sensibilidad a una enfermedad específica de esta especie. Cuando compre sus peces Neón, inspecciónelos cuidadosamente para detectar cualquier signo de enfermedad o debilidad. Un pez enfermo lucirá más pálido que uno sano, pero el síntoma más claro de enfermedad es que el pez prefiera estar solo en vez de reunirse con el resto de sus compañeros.

Por desgracia, no existe cura para la enfermedad de los Neón Tetra. En sus estadios avanzados, el pez se vuelve inválido. Pierde la capacidad de usar la cola y su lomo se ve notoriamente arqueado. La enfermedad de los peces Neón es degenerativa y se cree que está causada por factores ambientales. Por eso no se considera contagiosa, pero puede afectar a su grupo entero de Neones si no corrige las condiciones que la originaron. Las causas más frecuentes de la enfermedad son el mal estado del agua y el acoso por parte de otros peces. Los Neones también son muy sensibles a los ruidos fuertes y las luces brillantes.