.

La mañana puede ser un momento agitado. Arrastrarse fuera de la cama, preparar el desayuno y prepararse para salir, todo en poco tiempo, a veces resulta una hazaña estresante, aunque no tiene por qué serlo. Éstos pasos sencillos le ayudarán a “des-estresar” y disfrutar de las mañanas mucho más… incluso los lunes.

Hay días en que resulta imposible salir de la cama. Cargue su cuerpo de energía a primera hora teniendo un vaso de zumo de frutas helado en la mesita de noche. Unos sorbos de zumo de naranja fresco le darán un empujón y lo pondrán en movimiento.

Haga unos estiramientos para favorecer la circulación sanguínea y aliviar la rigidez matinal. Una sencilla rutina de estiramientos cada mañana no sólo lo hará serntir mejor: también es una forma excelente de comenzar el día.

Aparte unos minutos de la mañana para mimarse. Dése un masaje rápido, colóquese una máscara facial revitalizante, cuide su piel con su loción favorita. O trate sus pies y manos aplicando una crema acondicionadora intensa. Sus uñas y cutículas saldrán beneficiadas también.

Reduzca el estrés matinal al mínimo facilitándose las cosas. Escoja su ropa y plánchela o haga cualquier otro preparativo el día anterior antes de acostarse, así podrá vestirse rápidamente por la mañana. Disponga los accesorios también, de este modo no tendrá que rebuscar frenéticamente aquellos pendientes a juego o un par de medias sin carreras.

Tenga sus elementos de maquillaje y otros accesorios en un organizador con divisiones, para que pueda coger lo que necesita sin perder tiempo. Libere sus manos y ahorre tiempo comprando un secador de pie, así podrá arreglarse el cabello fácil y rápidamente: mientras su pelo se seca tendrá sus manos libres para seguir vistiéndose o arreglarse las uñas.

Ya lo ha oído antes: el desayuno es la manera correcta de comenzar el día. Bueno, es cierto. Tomar un desayuno saludable es bueno para su cuerpo, mantiene equilibrado el nivel de azúcar en la sangre y ayuda a reducir el estrés. Incluso si le espera una mañana complicada, ésta se hará más fácil de manejar si usted ha tomado un buen desayuno.

Es fácil incorporar el desayuno en su rutina. Puede tomar cereales, yogurt o un huevo cocido mientras se seca el cabello. O añadir unos minutos a su rutina matinal para sentarse y disfrutar de un tazón de avena.

No deje que la prisa y las demandas de la vida actual le roben la belleza y la paz de las mañanas. Tomándose unos minutos extra en los momentos adecuados, como por ejemplo, para darse un masaje, y ahorrando ese tiempo en otras actividades, como maquillarse mientras se seca el cabello, le permitirán convertir sus mañanas en un momento mucho menos estresante y mucho más disfrutable.