.
El ritmo que llevamos hoy día puede ser la causa de que en ocasiones nos intamos tensos o agobiados pero, si esta sensación se convierte en una rutina, puede llegar a ser muy perjudicil para la salud, tanto física como emocional. Por eso te proponemos una serie de ejercicios que te ayudarán a librarte de esa tensión acumulada.

Puedes practicar ejercicios sencillos de respiración en cualquier momento del día. Cuando te sientas un poco estresada, para, siéntate en una silla y respira hondo varias veces. Luego, puedes seguir realizando tus tareas. El Yoga tiene beneficios relajantes conocidos y reconocidos a lo largo de los siglos. Si tienes oportunidad de ir a clases, no lo dudes, si no, hazte con videos y realiza los ejercicios en tu propia casa.

Para relajarte, lo importante es que elijas un lugar cómodo, en el que te sientas agusto. Una vez que lo tengas, pon una colchoneta en el suelo y túmbate. Controla tu respiración. Intenta que sea profunda y completa. Ahora coge aire en tus pulmones y mantenlo ahí. Fíjate en cómo te causa una sensación desagradable el dejar de respirar. Cuenta hasta diez y luego suela ese aire completamente, ve observando cómo te sientes mejor cuando sueltas ese aire.

Cierra tu puño derecho levantando todo el brazo en posición vertical. Tensa todos los músculos de la mano y del brazo. Es posible que sientas algo de dolor leve, mantenlo diez segundos y luego suéltalo. Ve notando esa sensación agradable de relajación que invade tu brazo. Repite el ejercicio unas dos o tres veces con ambas manos.

Ahora estira hacia atrás tu cuello y ténsalo. Observa la sensación desagradable que sientes. Relájate durante veinte segundos y repítelo dos veces.

Es el turno de los músculos que rodean los ojos, las cejas y la frente. Puedes hacerlo también con los músculos de la boca pero, aprecia la sensación de relajación que sientes cuando dejas de tensarlos.

Todo esto acompáñalo de una respiración profunda y pausada. Aprecia cada sensación de relajación que experimentes, eso te ayudará a darte cuenta de lo importante que es. Realiza estos ejercicios una vez al día o cuando sientas necesidad de relajarte.