.

A pesar de la limpieza regular, el moho siempre puede aparecer en áreas de mucha humedad dentro de la casa. Las bañeras y las duchas generan aire húmedo y cálido que se condensa en las superficies frías, proporcionendo el terreno ideal para el crecimiento de hongos que producen las esporas del moho.

Moho en el cuarto de baño

Los siguientes pasos le ayudarán a prevenir la salida de moho en su cuarto de baño.

1. Extraiga el aire húmedo

Abrir la puerta del baño no es una manera eficaz de deshacerse de la condensación, puesto que sólo dispersa el aire húmedo por toda la casa. El moho no crece en superficies secas, por lo tanto le conviene colocar un extractor de aire en su baño para expeler el aire húmedo hacia el exterior.

2. Alquile un deshumidificador

La mayoría de los problemas de moho en el hogar están causados por la condensación, y ésta, por la deficiente ventilación. Un deshumidificador condensará la humedad de su hogar y la conservará en forma de agua líquida en un depósito que debe ser vaciado con regularidad. Si alquila un deshumidificador (en alguna empresa de herramientas) pronto sabrá si su casa tiene problemas de condensación o no.

3. Quite las alfombrillas

Pisar las alfombrillas al salir del baño o de la ducha hará que éstas se mojen y conserven el nivel de humedad en el cuarto de baño. Busque alguna cobertura alternativa para el suelo de su baño que no absorba agua.

4. Quite las macetas

Las plantas colocadas en macetas necesitan riego constante, manteniendo el suelo húmedo. Éste es un campo de cultivo ideal para el moho que llevará a criar hongos, así que quítelas del baño.

5. Controle las filtraciones

Una filtración de agua constante, aún siendo pequeña, puede causar mucho daño si no se la controla. Asegúrese de que todas las tuberías estén secas (especialmente alrededor de las conexiones eléctricas). Mire con cuidado alrededor de la ducha y de la bañera para verificar que todos los sellados estén intactos. Si observa moho creciendo en el sellado de silicona, ésto es una señal habitual de que la humedad ha traspasado el sellamiento.

6. Instale superficies que repelan el moho

Las baldosas de cerámica son un elemento común en todos los cuartos de baño, pero son frías al tacto, y por ende facilitan la condensación. Aunque las baldosas son impermeables, el mortero usado en las junturas puede retener humedad y criar moho.

Las paredes y cielorrasos de yeso absorben mucho la humedad, permitiendo el crecimiento de moho aún cuando las superficies parezcan secas.

Una alternativa moderna a estos productos son los revestimientos. Éstos consisten en paneles a prueba de agua, cálidos al tacto, que por esta razón no producen condensación de la humedad. Los revestimientos no necesitan mortero para las juntas, pues cada panel encaja en el otro usando un sistema de lengüetas y surcos, así que no hay sitio donde se concentre la humedad.

Siga estos pasos y tendrá un cuarto de baño libre de moho.