.

Muchas personas se dan cuenta de que su aire acondicionado no enfría como debiera, y tienden a pensar que está estropeado. Pero esto no tiene por qué deberse a un fallo del aparato, ya que a veces lo que ocurre es que este no está teniendo un mantenimiento adecuado.

Dicho mantenimiento no debe hacerse tan solo durante los meses en los que se utiliza, sino a lo largo del todo el año. Tan solo de esta manera, el aire podrá cumplir sus funciones de la forma más adecuada.

¡Cuidado con las ofertas!

Contar con una buena instalación de aire acondicionado permite evitar costes extraordinarios por avería, y mejora la eficiencia energética del aparato. No obstante, cuando se necesitan los servicios de un técnico instalador de aire acondicionado para su mantenimiento, a menudo se recurre a ofertas que pueden tener una “letra pequeña” que a la postre, resulta perjudicial para el bolsillo.

Es por ello que resulta tan importante solicitar los servicios de técnicos cualificados y acreditados. Y no solo por razones económicas, sino porque es fundamental que este electrodoméstico se manipule adecuadamente. Esta tarea precisa contar con una serie de conocimientos.

Un instalador certificado debe ser quien coloca el aire acondicionado

Llegado el momento de buscar un instalador hay que tener especial cuidado, no confiando en cualquiera que diga que lo es. En su lugar, es necesario pedirle la acreditación de su registro y homologación. Tan solo un profesional que cuente con el carnet de instalaciones térmicas y el certificado para la manipulación de gases fluorados, y trabaje en una empresa instaladora habilitada del RITE, debe instalar un aire acondicionado.

Lo que debes tener en cuenta para el mantenimiento de tu aire acondicionado

Además, siempre que se siga una serie de pautas, se podrá realizar el mejor mantenimiento del aire acondicionado. Una de las cosas que se deben hacer es controlar siempre los niveles del gas refrigerante, ya que conforme va pasando el tiempo, estos sistemas suelen perder algo de gas, que se utilizar para la refrigeración. De forma que antes de que llegue el buen tiempo, es necesario revisar estos niveles.

Es igualmente importante comprobar los filtros de aire, para asegurarse de que estos están limpios. En caso de estar sucios, podrían reducir de forma más que considerable la cantidad de aire en circulación, haciendo que el dispositivo no funcione de forma correcta. Para evitar esto, hay que mantener bien limpios los filtros.

El ventilador exterior del aire acondicionado también se tiene que limpiar

Como en el caso de los filtros, los ventiladores exteriores deben estar limpios también, si es que la instalación de aire acondicionado los tiene. Esto cobra especial importancia cuando el aparato está en exteriores. No hay que olvidar que los ventiladores suelen acumular bastante suciedad por el paso del tiempo, lo que provoca que se tape la salida de aire caliente al exterior de la vivienda.

Finalmente cabe destacar que hay que realizar varias comprobaciones del sistema eléctrico del dispositivo, para así comprobar que no existen cables pelados, o posibilidades de que haya un cortocircuito, por ejemplo. Para ello es fundamental contar con los servicios de un instalador habilitado.