.

Uno de los productos más buscados en una tienda de ferretería online son los abrasivos. Desde que se ha descubierto la funcionalidad de esta clase de material y se han desarrollado herramientas como el disco de desbaste, disco de corte y el papel de lija, la venta de abrasivos es una de las principales en cualquier tienda de suministros industriales.

En este caso, queremos conocer más acerca de esta clase de herramientas y sobre todo descubrir su alcance y utilidad.

Características de los abrasivos

Como dijimos antes, la venta de abrasivos es de las más elevadas en cualquier tienda de ferretería online, lo que queremos ahora es descubrir por qué y para ello debemos conocer las principales características de este recurso.

Un abrasivo es una sustancia que actúa sobre otros materiales y que con diferentes tipos de esfuerzo mecánico consigue diversos fines tales como moler, cortar, desbastar, pulir o triturar.

Los abrasivos son materiales duros y al mismo tiempo, versátiles, dado que se emplean para alcanzar distintos objetivos, como vimos antes. Estos se pueden utilizar para producir la forma final de un material o para mejorar el acabado de una superficie.

En la actualidad, se considera a los abrasivos como herramientas indispensables para la fabricación de prácticamente todos los productos que se conocen.

Tipos de abrasivos

Se reconocen principalmente dos tipos de abrasivos: los naturales y los sintéticos.

Los abrasivos naturales son aquellos que surgen de la naturaleza, encontrando entre los principales el cuarzo, esmeril, granate y diamante.

El cuarzo, también conocido como arena silícea, representa al abrasivo más barato y tal vez por ello es de los más utilizados. Con este se fabrica papel de lija, bloques o discos.

El esmeril es una roca que al ser procesada permite obtener polvo abrasivo. Este es uno de los componentes principales de los discos de corte, así como en herramientas para pulir metales y esmeriladoras, entre otras.

El granate también se emplea para fabricar papel de lija, pero especialmente para la industria de la madera. Es un material mucho más duro que el cuarzo.

El diamante es el material más duro de todos. Se trata de un cristal de tipo transparente, compuesto por átomos de carbono. Su dureza le aporta gran versatilidad para ser utilizado en diversas aplicaciones.

En cuanto a los abrasivos sintéticos, diremos que se obtienen a partir de procesos en los que se mezclan diferentes materias primas y reactivos químicos. El carburo de silicio, el nitruro de boro cúbico, el óxido de aluminio y el diamante sintético, son los más conocidos.

El carburo de silicio tiene un alto índice de fractura, por ello resulta ideal para realizar acabados finos sobre materiales duros. Se emplea para la fabricación de discos de corte de metal y papel de lija, entre otras herramientas.

El nitruro de boro cúbico es un abrasivo de óptima estabilidad al calor y gran dureza, por ello, se utiliza para la fabricación de herramientas de corte principalmente.

El óxido de aluminio, por su parte, es el más utilizado para fabricar herramientas abrasivas. Se trata de un grano de alta dureza que puede fracturarse bajo presión y producir nuevas aristas cortantes, resulta ideal para trabajar con materiales blandos.

El diamante sintético puede alcanzar el mismo nivel de dureza que el diamante natural y es uno de los materiales que encontrarás al comprar discos de corte de diamante, por ejemplo.

Ahora ya sabes que, al comprar discos de corte, disco de desbaste o papel de lija en una tienda de ferretería online, estás adquiriendo un abrasivo altamente eficaz para trabajos industriales.