.

Las vacaciones de verano pueden ser el momento ideal para llevar a cabo aquellas reformas en el hogar que se habían dejado un poco aparcadas, y es que se dispone de más tiempo y hay más horas de luz para poder trabajar. Además, muchas personas se van de vacaciones y, por lo tanto, los que deciden afrontar estos cambios en su vivienda en lugar de viajar, comprobarán como las colas en las tiendas de bricolaje son menores que en otras épocas del año.

En invierno puede ser un poco más complicado arreglar algunas zonas de la casa, como por ejemplo la fachada, ya que el viento y la lluvia pueden complicar el trabajo. Por ello, es mejor solucionar los desperfectos del hogar, sobre todo los exteriores, durante la época estival. Se puede aprovechar para pintar la fachada de un color diferente, aunque también se puede pintar el interior de la vivienda, ya que en invierno hay mucha humedad, lo cual es incompatible con este tipo de tarea. El calor seca mucho antes la pintura y el resultado obtenido es muy vistoso.

¿Por qué realizar reformas en verano?

Realizar reformas en verano es una gran idea para prepararse de cara al invierno. También es fundamental limpiar los canelones, las cañerías y los desagües para que no se atasquen cuando lleguen las lluvias, ya que de lo contrario pueden quedar manchas de agua.

Sin embargo, en invierno pueden aparecer ciertos problemas que no pueden esperar a ser arreglados hasta el verano. Por ejemplo, la Sierra de Grazalema, en Cádiz, es el lugar donde más llueve en España, por lo que las viviendas ubicadas por esa zona pueden tener problemas de goteras y humedades. Las personas afectadas pueden optar por ponerse en manos de profesionales y llamar a cualquiera de las muchas empresas de reformas en Cádiz, ya que estos cuentan con la experiencia suficiente para arreglar sus problemas.

El verano también es buen momento para efectuar mejoras en el aislamiento térmico de la vivienda, sustituir el sistema de calefacción y arreglar las persianas, las maderas y los suelos.

¿Cuáles son las ventajas de reformar la vivienda en verano?

En la época estival hay más horas de luz, por lo que la persona que necesite realizar reformas en su casa contará con más tiempo para llevar a cabo su labor. En el caso de que los arreglos de la vivienda se hayan puesto en manos de una empresa especializada, los trabajadores se marcharán cuando se ponga el sol, por lo que las reformas tardarán menos en ser finalizadas. Además, la sensación de agobio que sienten las personas cuando realizan reformas en su vivienda será menor que en verano.

Por otra parte, si se tienen que realizar trabajos relacionados con la electricidad, la luz solar permite llevarlos a cabo sin la necesidad de usar generadores o linternas en el caso de que hubiese que cortar la luz.

Durante el verano el individuo dispondrá de más tiempo libre, ya sea porque está disfrutando de sus vacaciones o de horario intensivo. Además, las empresas de reformas no suelen tener tanto volumen de trabajo en esta época, por lo que los presupuestos se podrán cerrar con mayor tranquilidad.