.

Además de en toda la UE, será válida en Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein
MADRID, 1 (EUROPA PRESS)
Los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social han empezado a emitir hoy la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), que facilitará a sus titulares el acceso a los servicios sanitarios públicos en sus desplazamientos temporales a países de la Unión Europea, Liechtenstein, Islandia, Noruega y Suiza.
La nueva tarjeta sustituye desde hoy a los formularios en soporte papel (E111, E128, E110 y E119) utilizados hasta ahora por los beneficiarios de la Seguridad social que se desplazaban a los citados países por vacaciones, estudios, trabajo o por los transportistas internacionales.
Según explicó el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en un comunicado, la tarjeta sanitaria europea que se ha comenzado a emitir hoy en España, será el documento que acredite el derecho a recibir asistencia sanitaria durante su estancia temporal en otro país a los afiliados a la Seguridad Social, pensionistas -contributivos y no contributivos-, familiares beneficiarios de estos colectivos, así como a los beneficiarios de asistencia sanitaria por su condición de personas sin recursos.
SE MANTIENE EL PAGO CON REEMBOLSO POSTERIOR
Como venían haciendo hasta el momento, los beneficiarios que reciban asistencia sanitaria pública en los países citados deberán abonar el importe del servicio y la Seguridad Social española les reembolsará dicho gasto. La nueva tarjeta facilitará el reembolso entre Estados y, por tanto, la devolución a los usuarios del importe de los gastos realizados.
Además de su forma y tamaño de tarjeta de crédito, el nuevo documento incrementa su validez un año frente a los 90 días de los formularios utilizados hasta hoy. En el caso de los pensionistas, el período de validez es de cuatro años.
La tarjeta sanitaria europea es personal e intransferible y se obtiene en el momento en los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS), presentando el documento nacional de identidad (DNI) o documento equivalente. En caso de que el solicitante no sea el titular del derecho, sino beneficiario, deberá aportar su cartilla sanitaria, en la que figura el titular y sus beneficiarios.
Los datos que figuran en la TSE, que aparecerán sobreimpresos en la misma y, al mismo tiempo, grabados en banda magnética son: nombre y apellidos, fecha de nacimiento y número de afiliación a la Seguridad Social del asegurado, código ISO del país emisor, código de identificación de la institución emisora de la tarjeta y fecha de expiración del período de validez. La inclusión de los datos identificativos en banda magnética facilitará y simplificará el procedimiento de facturación entre las Instituciones de los diferentes Estados.
La creación de una tarjeta sanitaria europea se acordó, por iniciativa de España en el Consejo Europeo de Barcelona, celebrado el 15 y 16 de marzo de 2002. A raíz de este acuerdo, la Comisión Administrativa tomó la decisión de sustituir los formularios de derecho a asistencia sanitaria en estancia temporal por la Tarjeta Sanitaria Europea.