.

SANTANDER, 2 (EUROPA PRESS)
Las 241 farmacias existentes en Cantabria participarán en una campaña de prevención sobre transtornos de la alimentación, que lleva por eslogan “Sé valiente. Sé tú misma. Podemos hablar”, y que está coordinada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos (COF) de la región y por la Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa y la Bulimia (ADANER).
La vocal de Alimentación del COF de Cantabria, Mercedes de la Maza, aseguró hoy en rueda de prensa que tanto anorexia como bulimia son “enfermedades de género”, afirmación que fue también secundada por la coordinadora de ADANER Cantabria, Carmen Grandas, quien añadió que los malos tratos psicológicos pueden desencadenar estos transtornos a las mujeres.
El presidente del Colegio de Farmacéuticos, Asís de la Maza, explicó los puntos fundamentales de la campaña, que consistirá principalmente en la difusión de unos trípticos sobre los transtornos de la alimentación, con consejos y teléfonos de contacto para las personas que crean que pueden padecerlas.
Además, Asís de la Maza indicó que la farmacia es “un lugar privilegiado” donde detectar posibles problemas alimentarios, al conocer “ciertas señales de alarma” ,pudiendo los profesionales encauzar a estos pacientes hacia los médicos especialistas.
El número de teléfono 942 23 14 43 da acceso al equipo de profesionales de la asociación de ADANER Cantabria, que según explicó su presidente, Luis Morante, tiene por principal objetivo contribuir a la calidad de vida de los enfermos de anorexia y bulimia y la de sus familias.
Como destacó De la Maza, “información, ayuda y apoyo” son los tres puilares de esta campaña, que calificó como “muy positiva” en sus mensajes, al ir dirigida hacia personas que padecen “una enfermedad con un comportamiento psicológico muy fuerte”.
Para reforzar la campaña y ayudar a detectar a personas con transtornos alimentarios, el COF organizó ayer una conferencia para sus asociados ofrecida por el responsable de la Unidad de Transtornos Alimentarios del Hospital de Sierrallana, Andrés Gómez del Barrio, y por la psicóloga de ADANER cantabria, Karmele Urquijo.