.

Considera que la mayoría de comunidades regularán en torno al mínimo de ocho festivos anuales
MADRID, 2 (EUROPA PRESS)
Los responsables de Comercio de las comunidades autónomas han acogido “sin discrepancia” la propuesta sobre horarios comerciales del ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, que fija en ocho el mínimo anual de apertura de domingos y festivos, informó hoy el director general de Política Comercial, Ignacio Cruz Roche.
“Quizá sea excesivamente aventurado decir que ha habido consenso, pero no ha habido ninguna discrepancia, nadie se ha opuesto a este planteamiento”, afirmó, tras la reunión de la Mesa de Directores Generales de Comercio, presidida por el secretario de Estado de Turismo y Comercio, Pedro Mejía, y a la que asistieron todos los responsables autonómicos a excepción del de Melilla.
Cruz achacó la postura favorable de los representantes regionales a que la propuesta de Montilla respeta la capacidad normativa de las comunidades autónomas para ampliar este número, e insistió en que la propuesta de ocho domingos y festivos es un buen punto de partida sobre el que negociar la futura normativa sobre regulación comercial. “Nuestra posición de ocho domingos y festivos de apertura es un buen elemento inicial, esto no impide que que cualquier comunidad autónoma en el ejercicio de su capacidad legislativa y normativa pueda ampliar este número”, recalcó el director de Política Comercial, en alusión a los ocho festivos anuales y a las 72 horas semanales de apertura.
Precisó que el objetivo del Gobierno es garantizar que las autonomías no puedan prohibir la apertura de comercios por debajo de dichas referencias para salvaguardar los intereses de los consumidores, pero que las comunidades disponen de capacidad para ampliarlas si así lo establecen.
“Una comunidad que quisiera abrir todos los domingos del año podría hacerlo perfectamente, lo que no quiere decir que luego las empresas abran, ya que lo harán cuando les parezca oportuno en función de sus expectativas y estrategias de negocio”, insistió Cruz, tras subrayar el respeto del Ejecutivo del PSOE a las competencias comerciales regionales.
No obstante, aventuró que la mayoría de las comunidades autónomas desarrollarán su normativa alrededor de los mínimos propuestos por el Gobierno y recordó que algunas comunidades autónomas no respetan el mínimo de aperturas de 12 domingos y festivos vigente en la actualidad, situación que achacó a “la falta de consenso”. “La mayoría de ellas se van a quedar en los mínimos”, consideró.
Sobre la decisión de las empresas de abrir sus establecimientos, aseveró que “no se puede poner una pistola a los agentes económicos”, pero advirtió de que éstas no pueden “pactar” su estrategia. “Si hay un pacto para no abrir podremos denunciar la práctica, pero no obligarles a abrir”, concluyó.
SEGUNDA LICENCIA.
Sobre la segunda licencia para la implantación de establecimientos de más de 2.500 metros cuadrados de superficie, Cruz adelantó que su Departamento estudiará dicha regulación autonómica “más adelante”, a la espera de la directiva europea sobre servicios.
“Es más prudente esperar a la segunda parte de la legislatura donde tenemos previsto plantear una modificación sobre la Ley de Ordenación del Comercio Minorista”, aseveró el director de Política Comercial, tras calificarla de “excesivamente prolija”.
RECURSOS DE INCONSTITUCIONALIDAD.
Por otra parte, confió en que la negociación con las comunidades autónomas para la regulación de los horarios comerciales contribuya a la retirada de los doce recursos de inconstitucionalidad presentados en la actualidad por los gobiernos central y autonómicos.
“Queremos evitar la gran litigiosidad que hay ahora por el tema de los horarios comerciales”, dijo, ya que las comunidades autónomas han presentado nueve recursos contra el Estado, mientras que otros tres provienen del Gobierno central. “Por eso hacemos esta labor de llegar a acuerdos con las comunidades”, apostilló.