.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)
La Federación de Consumidores en Acción (Facua) ha denunciado a Font Vella por inducir a error a los consumidores al utilizar la misma denominación para comercializar un agua mineral procedente de un manantial distinto al que da nombre a la marca, informó hoy la asociación.
Facua ha denunciado a la empresa del grupo Danone ante el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo y ante el Departamento de Comercio, Turismo y Consumo de la Generalitat catalana por considerar que con dicha práctica incurre en un supuesto de publicidad engañosa por el artículo 3 de la Ley 34/1988 General de Publicidad de 11 de noviembre.
La Federación afirma que la compañía emplea la misma marca para vender un agua mineral procedente del manantial de Sigúenza (Guadalajara) con más del doble de bicarbonatos, sulfatos, calcio y magnesio que la procedente del manantial Font Vella.
Insiste en que no cuestiona «en absoluto» la calidad del producto, pero advierte de que tiene un 133% más de bicarbonatos, un 116% más de sulfatos, un 45% más de cloruros, un 148% más de calcio, un 264% más de magnesio y un 61% menos de sodio que el agua procedente del manantial Font Vella, en Sant Hilari Sacalm (Girona). «Se trata de dos aguas distintas», sostiene Facua.
La asociación de consumidores dice que la tipografía en que la compañía señala la procedencia del agua del manantial de Sigúenza debajo de la marca es «minúscula», y que la palabra sólo aparece en grandes caracteres en una zona de la etiqueta «que no es precisamente la que miraría un consumidor para localizar el producto».
Para Facua «las autoridades españolas vienen obviando hechos de tanta o más gravedad del escándalo en Reino Unido donde Coca-Cola comercializaba agua envasada procedente del grifo, como el que cada vez más marcas utilicen en sus anuncios mensajes que presentan las aguas envasadas de forma engañosa como auténticos tónicos milagrosos para gozar de buena salud e incluso para adelgazar».