.

Galicia se sitúa por debajo de la media española en enfermos de SIDA, con una incidencia de 21,1 casos por millón de habitantes
SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS)
La Sociedad Española de Medicina General (SEMG) apuesta por «no bajar la guardia» ante el VIH/SIDA, ya que el 25% de las personas infectadas en España no están diagnosticadas. La asociación defiende la educación sanitaria y la prevención de conductas de riesgo desde la consulta de Atención Primaria.
Esta idea se extrae a partir de las visiones ofrecidas hoy, en Santiago, por distintos expertos que participaron en la última jornada del XI Congreso Nacional y V Internacional de la Medicina General Española.
Así, la secretaria del Plan Nacional sobre el SIDA del Ministerio de Sanidad y Consumo, la doctora Lourdes Chamorro, advirtió que, trascurridos 23 años desde la detección del virus del Sida, la lucha contra esta enfermedad «continúa siendo foco de atención de científicos y autoridades sanitarias», ya que los datos «siguen siendo preocupantes».
«En España viven entre 120.000 y 150.000 personas bien con infección por VIH, bien con la enfermedad de SIDA, lo que supone un 0,3% de la población, aunque un 25% de ellos no han sido diagnosticados y desconocen su estado serológico», expuso la experta.
Los expertos asistentes al congreso recordaron hoy que el Plan Nacional sobre el SIDA ha contabilizado que, en el conjunto de España, en los últimos 23 años, se han notificado un total de 67.466 casos de SIDA, con 42.159 personas fallecidas hasta 2001.
Los últimos datos recogidos por el Plan Nacional sobre SIDA indican que en el 2003 se diagnosticaron en el Estado español 2.126 nuevos casos de sida, algo que «supone un descenso del 5,5% respecto al año anterior», subrayó Lourdes Chamorro, quien añadió que desde hace diez años en España se detectó un descenso de más del 70%.
Según lo expuesto por la secretaria del Plan Nacional sobre el SIDA, también se aprecia, desde hace tres años, «un cambio de patrón epidemiológico», pasando a ser las relaciones sexuales la vía más frecuente de transmisión, en lugar del contagio en usuarios de drogas por vía parenteral.
GALICIA, POR DEBAJO DE LA MEDIA ESPAÑOLA.
Entre los datos expuestos en el congreso, destaca la alusión al Boletín Epidemiológico de Galicia del año 2003, publicado por el Servizo Galego de Saúde (Sergas), que recoge que la comunidad gallega se sitúa por debajo de la media española, con una incidencia de 21,1 casos por millón de habitantes, frente a los 37,3 casos por millón contabilizados para el conjunto del territorio español.
Desde que en 1984 se detectó el primer caso de SIDA en Galicia hasta diciembre de 2002 se han registrado un total de 3.026 casos de SIDA en esta comunidad, de los cuales en un 55,3% de los casos se tiene constancia de la muerte del paciente.
2,5 MILLONES DE MENORES DE 15 AÑOS AFECTADOS.
El jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Xeral de Lugo, el doctor José Carlos Quintas, sentenció que la situación en el resto del mundo «no es más alentadora». Las cifras que arroja el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, indican que en diciembre de 2003 vivían en el mundo entre 34 y 46 millones de personas con el VIH «siendo alrededor de 2,5 millones de ellas menores de 15 años», subraya Chamorro.
Además, durante el pasado año contrajeron el virus un total de 5 millones de personas o, lo que es lo mismo, se infectaron 14.000 personas cada día. «El 95% de los nuevos casos tienen lugar en los países de ingresos bajos y medianos», afirma la secretaria del Plan Nacional sobre SIDA.
El doctor Quintas señaló además que «el SIDA es la principal causa de muerte y años perdidos de vida productiva entre los adultos de 15 a 59 años» y aludió a la «necesidad imperiosa de que todos los países se impliquen en desarrollar sus propios programas para tratar de romper con esta dinámica».
ABORDAJE EN ATENCIÓN PRIMARIA.
Los expertos que participaron en la mesa de debate planteada sobre el tema en este congreso tacharon de «absolutamente imprescindible» la actuación de la Atención Primaria en el tratamiento de los enfermos de sida. «Realizar una prevención proactiva, preguntando sobre prácticas de riesgo, para poder iniciar una correcta educación de la población» son algunas de las actuaciones que deberían potenciarse en el ámbito de la primaria.
Además, y con el fin de evitar la transmisión madre-hijo, «el médico de Atención Primaria debe realizar una analítica rutinaria que contemple la detección de la serología de la mujer embarazada», subraya el doctor José Manuel Cucalón, médico general del Centro de Salud de Ariza (Zaragoza) y presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina General (SAMG).