.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)
La Federación de Consumidores en Acción (Facua) advirtió hoy de que la nueva circular sobre preselección de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) hará aumentar al fraude en este tipo de procesos, dado que permitirá que los servicios de marcación directa «se activen sin necesidad de que exista un documento contractual firmado por el usuario».
La federación de consumidores precisó que la nueva circular añade la solicitud verbal como fórmula admisible para activar las preasignaciones e incluye como único requisito la verificación por tercero, «un mecanismo que deja mucho que desear si la pretensión de la Comisión es garantizar el control del fraude».
Según Facua, con la nueva normativa, «para secuestrar una línea falsificando una solicitud de alta de preasignación el estafador sólo tendrá que llamar a la empresa dedicada a las verificaciones y contestar un cuestionario en el que, haciéndose pasar por el titular de la línea, admitirá que desea que ésta sea preasignada con el operador telefónico en cuestión».
La circular vigente hasta ahora, emitida en julio de 2001, prohibía al operador de acceso (generalmente Telefónica) comprobar la veracidad de las preasignaciones, según explicó Facua, de modo que la compañía que «pierde» el cliente sólo puede comprobar la veracidad del 5% de las solicitudes de preselección.
El regulador ha justificado la aprobación de la nueva circular en la necesidad de flexibilizar el proceso de preselección, dado que considera que se trata de un instrumento «fundamental» para aumentar el grado de competencia en la telefonía fija.
A juicio de la CMT, esta herramienta no se encuentra «en plena madurez», dado que su tasa de penetración en España es «muy baja» y «en ningún momento ha despegado por sí misma, sin intervención regulatoria ninguna», por lo que es preciso desarrollar medidas que favorezcan su implantación definitiva.
Así, la circular incorpora a la tramitación de solicitudes de preselección la contratación telefónica por parte de los abonados. De este modo, la CMT extiende al ámbito de la preselección un tipo de contratación «que ya era muy habitual en el sector de las telecomunicaciones».