.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)
Hoy se celebra el Día Europeo del Melanoma, una jornada dirigida a sensibilizar a la población general sobre la prevención y el diagnóstico precoz del melanoma, un cáncer cutáneo cuya incidencia se duplica en España cada diez años. Así, la radiación solar constituye el principal factor de riesgo frente al cáncer cutáneo, en especial del considerado como el de peor pronóstico, el melanoma.
«La radiación solar y, en especial, la radiación ultravioleta, es un importante inductor del cáncer de piel. Interacciona con el material genético de las células de la piel para producir células mutadas o cancerígenas y, al suprimir el sistema inmune cutáneo, crea un ambiente favorable a la multiplicación de estas células mutadas y, por tanto, al desarrollo de un proceso tumoral», según Salvador González Rodríguez, responsable del equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.
Para conseguir una protección eficaz, este especialista aconseja combinar un fotoprotector por vía oral con otro de aplicación tópica, «siempre que se pretenda una exposición solar intensa y prolongada». Para protegerse frente a la radiación solar que recibimos a diario, de camino a casa, en la práctica de deportes o en todas aquellas actividades que se realizan al aire libre, sería suficiente con la utilización del fotoprotector por vía oral.