.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)
Los fumadores que consiguen dejar el hábito antes de los 35 años de edad pueden volver a un estado de buena salud y vivir tanto tiempo como aquellas personas que no han fumado nunca, según las conclusiones de dos estudios realizados por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke (Estados Unidos).
Según las conclusiones de estos estudios, que recoge Europa Press, los ex fumadores que dejaron el hábito hace 15 años o más no presentan ninguna diferencia estadística con los no fumadores en años de vida saludable (YHL), una variable que mide la calidad de vida en función de cómo las personas perciben sus condiciones físicas y psíquicas.
No obstante, los investigadores de la Universidad de Duke concluyen que los varones de 50-54 años que han sido grandes fumadores pueden perder aproximadamente dos años de vida saludable (YHL), así como morir dos años antes de aquellos que nunca han fumado.
En cuanto a las mujeres, las grandes fumadoras de la misma edad pierden aproximadamente 1,66 años YHL y fallecen 1,44 años antes que las no fumadoras. La mayor incidencia del tabaco en los hombres se debe a su menor esperanza de vida, explican los investigadores.
Para los científicos, los fumadores tendrán más fácil dejar el hábito si comprenden que el tabaco no sólo va a acortar su vida, sino que la calidad de sus últimos años de existencia va a a ser significativamente peor.
Los resultados, publicados en la revista «Health Services Research», parten de dos estudios diferentes basados en datos recogidos desde 1993 hasta 2000 en Estados Unidos. El primero, denominado «Health and Retirement Estudy» (HRS), contó con la participación de 12.652 hombres y mujeres de entre 50 y 60 años; y el segundo, denominado «Asset and Health Dynamics Among the Oldest Old» (AHEAD), se realizó sobre datos de 8.124 individuos de 70 años o más.