.

La próxima semana se constituye una comisión interministerial que estudiará el coste de nuevas prestaciones y planes de salud
BILBAO, 16 (EUROPA PRESS)
La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, anunció hoy en Bilbao el desarrollo, antes de fin de año, de una «nueva política farmacéutica» que tendrá como principal objetivo, «más que controlar el gasto», garantizar un uso racional de los medicamentos.
En este sentido, avanzó que la aprobación de nuevos medicamentos seguirá criterios de utilidad terapéutica «muy restrictivos», máxime teniendo en cuenta que el 30 por ciento de las urgencias sanitarias se deben a un mal uso de los medicamentos.
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), que estuvo marcada por el «plante» de los consejeros del Partido Popular, Elena Salgado anunció que el Consejo, que contaba con quórum suficiente, ha dado luz verde a la puesta en marcha de la Comisión de Farmacia, que lleva sin reunirse desde 2000, con el fin de «poner en común todas las experiencias y propuestas» de cara a esa «nueva política».
La ministra indicó que se trata de que «sólo los medicamentos que tengan realmente valor terapéutico sean financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS)».
El plan propuesto por el Ministerio incluirá también aspectos como el impulso a la extensión de los genéricos, que todavía tienen una tasa de penetración en el mercado español muy inferior al de la media de la Unión Europea; la revisión del sistema de precios de referencia «para solucionar las deficiencias que se detecten»; la incorporación de la receta electrónica y las nuevas tecnologías para mejorar la calidad y disminuir los trámites; el refuerzo de la Agencia Española del Medicamento; y una «nueva relación» del Sistema Nacional de Salud con la industria farmacéutica (el actual acuerdo expira este año), las oficinas de farmacia y la distribución mayorista, «que garantice la sostenibilidad del sistema sobre esquemas más adecuados y Estables».
Para poner en marcha esta «nueva política», el Ministerio tiene previsto mantener contactos «con todos los sectores interesados», así como tomar decisiones de forma concertada con las comunidades autónomas.
Otro de los «acuerdos importantes» a los que llegó hoy el CISNS, si bien en ausencia de los siete consejeros de comunidades gobernadas por el PP, fue la constitución, previsiblemente el próximo día 22 de junio en Madrid, aunque la fecha podría variar siempre dentro del presente mes, de la Comisión Interministerial para el estudio de asuntos con trascendencia presupuestaria para el equilibrio financiero del Sistema Nacional de Salud o implicaciones económicas significativas.
Se trata de un órgano en el que estarán presentes los ministerios de Sanidad, Justicia, Defensa, Hacienda, Trabajo, Administraciones Públicas, Economía y Ciencia. Asimismo, también contará con la presencia de un representante de la Oficina Presupuestaria de la Presidencia del Gobierno.
La ministra explicó que esta comisión tendrá que elaborar informes preceptivos «sobre todas aquellas medidas que puedan tener repercusión financiera en el Sistema Nacional de Salud a corto o medio plazo», y consideró la constitución de la misma «un gran paso adelante» que además ha sido «bien recibido» por todos los consejeros asistentes a la reunión, que tuvo lugar en el Palacio Euskalduna de Bilbao.
FONDO DE COHESIÓN Y CARTERA DE SERVICIOS
Asimismo, durante la reunión de hoy ministra y consejeros analizaron el reparto del fondo de cohesión sanitario en 2002 y 2003 y acordaron tener lista una propuesta de los fondos previstos para este año «antes de julio», de modo que se pueda hacer el reparto en la próxima reunión de la Comisión Delegada del Consejo Interterritorial.
En lo que se refiere a la cartera de servicios del SNS, otra de las exigencias de la Ley de Cohesión y Calidad sanitaria, Salgado explicó que el CISNS dio luz verde a la creación de un grupo de trabajo que antes de que acabe el año se pueda plantear el contenido de esta cartera.
Por otro lado, en cuanto al proceso extraordinario de consolidación de empleo en el SNS, la ministra aseguró que su Departamento está haciendo «el máximo esfuerzo posible» poniendo al servicio de este proceso «todos los recursos» e incluso recursos «extraordinarios». Prueba de ello, según indicó, es que incluso la Asociación Nacional de Facultativos Especialistas Interinos (ANFEI) ha decidido desconvocar la huelga que había anunciado por el retraso de la OPE.
Por otro lado, Salgado llevó a la reunión del CISNS una «propuesta firme» del Ministerio de Trabajo para solucionar el problema planteado por lascomunidades autónomas en cuanto a la incapacidad temporal transitoria (ITE). Estetema fue objeto de convenios por parte de las CC.AA. con el Ministerio deTrabajo y Asuntos Sociales, convenios que ligaban la percepción decantidades al cumplimiento de determinados objetivos.
La ministra explicó que, debido a los problemas que se han planteado en este asunto, el Gobierno ha propuesto un nuevo modelo de cálculo de los objetivos asociados que va a permitir desbloquear el pago correspondiente al año 2004 y elaborarconvenios más adecuados para años sucesivos.
Por último,la ministra y los consejeros presentes aprobaron el nuevo Protocolo para la Vigilancia y Control del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), elaborado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III. Este documento incluye la información actualizada acerca de este síndrome para facilitar la prevención y, en su caso, detección, diagnóstico y tratamiento de nuevos casos tanto por parte de la Administración central como de las Comunidades Autónomas.