.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 (EUROPA PRESS)
La sostenibilidad de la prestación farmacéutica, es decir, la capacidad del Estado del Bienestar para seguir asumiendo el gasto en medicamento de la sanidad pública, será uno de los asuntos principales de debate en las Jornadas Farmacéuticas Xacobeas.
Este encuentro, organizado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña, se celebrará en Santiago de Compostela los próximos días 24, 25 y 26 de este mes, y en el mismo está prevista la participación de un centenar de expertos en la materia.
De hecho, entre los participantes figuran personalidades tan destacadas como el director general de Farmacia del Ministerio de Sanidad, José Martínez Olmos, o el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, además de destacados estudiosos y académicos procedentes de toda España y de otros países europeos, según avanzó hoy en rueda de prensa la presidenta del colegio coruñés, Rosa Lendoiro.
Otros contenidos de actualidad que serán abordados en mesas redondas y ponencias son las futuras reformas en los estudios de Farmacia, el problema de los llamados «productos milagro» y la ética profesional del farmacéutico en lo tocante a la dispensación de fármacos.
ESTUDIO SOBRE EL GASTO
Preguntada sobre la posición del colectivo de farmacéuticos ante la citada «sostenibilidad de la prestación», Rosa Lendoiro abogó por un «estudio real» de la situación actual que no incluya sólo el aspecto económico, sino también el social.
Así, dicho estudio debería tener en cuenta factores como el envejecimiento de las poblaciones y el consiguiente incremento porcentual de enfermos crónicos. Además, debería buscar explicaciones a las «desviaciones» que suelen producirse respecto a los presupuestos originales para gasto farmacéutico que diseñan las administraciones antes de cada ejercicio.
Respecto a las recientes manifestaciones del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, en las que advertía sobre la todavía habitual dispensación de medicinas sin receta en España, Lendoiro precisó que desde el colegio que preside se ha desarrollado un «esfuerzo muy grande» en los últimos años para impedir que el uso de antibióticos sin prescripción médica previa, actividad por cuyos resultados ha recibido felicitaciones desde el propio ministerio. En conclusión, apostilló que en el conjunto de España «puede haber casos puntuales, pero no se puede generalizar».