.

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)
El 25 por ciento de los españoles tienen «bastantes» problemas para afrontar los gastos cotidianos y el 3 por ciento reconoce tener «muchas» dificultades, según un estudio de la compañía aseguradora Cardif sobre «Los españoles ante la protección de pagos», presentado hoy en Barcelona.
El 21 por ciento no tiene «ni muchos, ni pocos» problemas, el 26 por ciento tiene «pocos» y el 25 por ciento «muy pocos». En España, el 67 por ciento de la población «financia o ha financiado» alguna vez sus compras y, según la diferenciación por edades, es a partir de los 30 años cuando más compran a plazos o piden algún crédito a entidades financieras.
El 77 por ciento de los más de 1.000 encuestados «lleva un control de todo lo que paga al mes» y el 47 por ciento «cree que es mejor no pensar en la posibilidad de que no vayan a poder pagar todos los plazos».
La hipoteca y el coche son «las estrellas» de la financiación. El 95 por ciento cree «imprescindible» acudir a un préstamo o varios pagos para adquirir una casa, porcentaje que se reduce al 76 por ciento en el caso de los automóviles. Asimismo, se están extendiendo los tratamientos de salud, sobre todo en mujeres, los electrodomésticos, los muebles y el ordenador.
Un 32 por ciento afirman haber tenido dificultades para poder pagar las mensualidades de sus compras financiadas o créditos aunque finalmente haya podido pagarlas. Según los mismos datos, las mujeres «se encuentran más afectadas y en cuanto a la edad existe una mayor presión a partir de los 40 años».
DESEMPLEO
El desempleo es la mayor causa para no poder afrontar los gastos, seguido de un gasto económico inesperado o de alguna enfermedad grave o prolongada. En este sentido, dos de cada cinco españoles reconocen que tendrían bastantes o muchos problemas para hacer frente a sus compras en caso de perder el trabajo.
En caso de impago, el banco y la familia son los recursos más utilizados. Si se trata del coche, el 72 por ciento de las mujeres prefiere vender el auto, frente al 58 por ciento de los hombres.
Según el estudio, el conocimiento de un seguro que proteja los pagos en caso de no poder hacerles frente es muy «difuso» en España, ya que sólo el 44 por ciento de los encuestados afirma conocerlos.
El seguro de protección de pagos se ve como «algo que da tranquiliad, evita agobios y cada vez es más lógico y necesario». Entre quienes afirman conocer este seguro, el 22 por ciento lo ha contratado alguna vez y los pagos a proteger eran principalmente de una hipoteca.