.

MURCIA, 22 (EUROPA PRESS)
El director general de Consumo, José Gabriel Ruiz, inauguró hoy el curso titulado «El juego y el juguete», destinado a monitores de las Oficinas de Información al Consumidor y Usuarios de la Región y de las asociaciones de consumidores, a quienes trasladó la necesidad de que los juguetes fomenten «valores positivos en la personalidad del niño».
Fuentes de la secretaría general de la Presidencia y Relaciones Externas indicaron que estos monitores colaborarán con los profesores de centros educativos de Primaria y Secundaria que, a su vez, impartirán esta materia a cerca de 60.000 escolares. El curso se desarrollará hasta el próximo viernes en el salón de actos de la consejería de Trabajo, Consumo y Política Social.
En la jornada de hoy y mañana se ofrecerá una exposición teórica y práctica sobre «El juego y el juguete», mientras el jueves se abordará «La estructura del nuevo sistema educativo» y «Los instrumentos de planificación y programación en centros docentes y el consumo».
El viernes se tratará «La colaboración entre las administraciones de Consumo y Educación» y «Los derechos de los consumidores y la administración regional de Consumo».
Cada año, la Dirección General de Consumo aborda un área temática para que los escolares adquieran conciencia de los derechos que tienen como consumidores.
En ediciones anteriores se abordaron cuestiones como el euro, la alimentación y la compra, la publicidad o los medios de defensa de los consumidores, y en esta edición se está trabajando con el juego y el juguete. Con ello, se pretende estudiar su incidencia en el niño y extraer conclusiones para su posterior aplicación en el ámbito escolar y familiar.
Así, el director de Consumo, José Gabriel Ruiz, destacó la importancia de que, desde edades tempranas, los escolares trabajen estos temas con el fin de que los niños «adquieran una conciencia crítica de su estatus de consumidores». «Y si hay algún producto, donde verdaderamente incide la decisión del niño, es el juguete, con el que realiza la actividad más importante durante muchos años de su vida», añadió.
Ruiz señaló, asimismo, que los niños tienen cada vez más importancia en las decisiones de compra que se toman, pues influyen en los padres cuando adquieren determinados productos. Por ello, deben elaborar un juicio crítico sobre lo que le conviene o no a sus hijos, según el director de Consumo.
A juicio de Ruiz, el juguete, además de entretener, «debe favorecer actitudes positivas de solidaridad, integración, evitar las belicistas y sexistas y, en definitiva, favorecer la formación de su personalidad».
En definitiva, se trata de que, desde distintos ámbitos, monitores y profesores, fomenten dichas actitudes positivas en el niño a través del juego, y que éste no sólo sea un entretenimiento sino un elemento importante en cuanto a la personalidad y formación de valores positivos en el niño.