.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)
La Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) advirtió hoy a los consumidores de que la ley les ampara a no abonar la parte de la factura generada por llamadas fraudulentas «sin que pueda cortárseles el teléfono, pero son muchos los que por falta de información abonan estas cantidades».
La AUC manifestó en un comunicado su satisfacción con la desarticulación de diferentes empresas dedicadas al fraude a través de los servicios de tarificación adicional (números 800)y recordó que reciben gran cantidad de quejas en relación a estos servicios, por ofertas fraudulentas, mantenimiento abusivo de las llamadas en espera (como ocurre en algunas televisiones locales), o por los llamados «webdialers», que cargan en los ordenadores programas que se activan solos para generar estas llamadas.
Esta asociación consideró especialmente grave el caso de los «webdialers» y señaló que estas llamadas son fraudulentas porque «los usuarios ni las realizan voluntariamente, ni saben cuándo se producen, ni reciben ninguna información sobre su coste».
La AUC considera que los ciudadanos están indefensos ante esta práctica, ya que ni la Administración ni los operadores telefónicos están informando suficientemente a los consumidores sobre sus derechos. En su opinión, falta claridad en la normativa y en los procedimientos administrativos a seguir.
Por ello, exigió mayores garantías para el consumidor, entre ellas, la realización de una campaña por parte de la Administración que informe a los ciudadanos sobre sus derechos ante este fraude telefónico, el establecimiento de un control previo en la asignación de las numeraciones a los operadores y, por último, la responsabilidad subsidiaria de éstos en caso de fraude por parte de los proveedores del servicio telefónico.