.

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)
La Consejería de Salud pidió hoy que se extremen las medidas de protección, sobre todo, entre la población condiderada de alto riesgo como niños, ancianos, pacientes crónicos y polimedicados, «ante un previsible aumento de las temperaturas el próximo lunes en Córdoba, Sevilla y Huelva», como ya ha anunciado el Instituto Nacional de Meteorología.
Según Salud, estas medidas –que se contemplan en el Plan de Prevención ante una posible ola de calor activado el pasado día 1 de junio–, deben acentuarse en las provincias anteriormete citadas, donde según las previsiones que maneja el Instituto Nacional de Meteorología, pueden llegar a registrarse temperaturas más elevadas a partir del lunes próximo.
Así, y en el caso de que las previsiones metereológicas se mantengan durante la próxima semana, Salud activará la fase amarilla de este Plan en las tres provincias citadas, que desarrollarán actuaciones localizadas para informar a los grupos de población más vulnerables y tener preparados los dispositivos sanitarios y asistenciales.
Estos dispositivos se pondrían en marcha si se llega a la fase roja, que haga necesaria la intervención para proteger a las personas con más riesgo. En este sentido, Salud ha establecido varios circuitos para que toda la información disponible llegue a los hospitales y centros sanitarios, tanto públicos como privados, así como a ayuntamientos, residencias, asociaciones de enfermos y consumidores y centros de acogida de menores y ancianos.
Además, Salud informó de que ha elaborado protocolos de actuación dirigidos a los profesionales «en los que se les recuerda la influencia de ciertos medicamentos en la adaptación del organismo humano al calor», la manera de conservar los fármacos en situaciones de ola de calor para garantizar su óptimo estado y su eficacia; o los consejos que deben facilitar a sus pacientes en cuanto a alimentación e hidratación, fundamentalmente.
También se ha diseñado un folleto con información básica sobre las consecuencias que el exceso de temperatura tiene en el organismo, quiénes son los colectivos que son especialmente frágiles ante esta situación, cómo se puede afrontar una ola de calor con sencillas recomendaciones, o cuáles son los síntomas de alerta que deben tenerse en cuenta a la hora de dirigirse a los servicios sanitarios.
Según Salud, estos materiales estarán disponibles hoy en el portal de la Junta de Andalucía «www.andaluciajunta.es», en la página web de la Consejería de Salud «www.juntadeandalucia.es/salud», y en la del SAS «www.juntadeandalucia.es.servicioandaluzdesalud».
CENSO DE GRUPOS DE RIESGO ACTUALIZADO
Por último, la Juntra recordó que ya ha ultimado un censo actualizado de 45.000 ancianos y pacientes frágiles a los que realizará un seguimiento periódico para conocer su estado de salud en los momentos de mayor aumento de las temperaturas.
Se trata de personas mayores de 65 años de edad y pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está muy debilitado por padecer una patología crónica de riesgo (insuficiencia cardíaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia o insuficiencia renal, entre otras), y que toman un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos).