.

El paciente envía por móvil una imagen de la zona intervenida para que los médicos sigan su evolución
MADRID, 30 (EUROPA PRESS)
El servicio de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) del Hospital Clínico San Carlos ha implantado un sistema pionero de telemedicina que consiste en utilizar la telefonía móvil de tercera generación para mejorar el control postoperatorio domiciliario de sus pacientes, informó hoy la Comunidad.
El control se consigue mediante el aumento de la eficacia del mismo incrementando así la sensación de seguridad de los pacientes y evitando que el paciente intervenido se desplace de forma innecesaria durante el periodo que dura que postoperatorio.
El sistema, que ha sido desarrollado e implantado en la práctica diaria por el Servicio de Cirugía y los responsable de la CMA, se denomina Telecontrol postoperatorio mediante Telefonía Móvil de Tercera Generación y se basa en la capacidad que tienen estos teléfonos móviles de poder capturar imágenes fotográficas y enviarlas posteriormente mediante Mensajes Multimedia (MMS) a través de los sistemas GPRS oUMTS, a una dirección de correo electrónico de donde pueden ser extraídas y visualizadas en la pantalla de cualquier ordenador.
Este sistema, según explicó el jefe del Servicio, el doctor Martínez Ramos, es el «idóneo» para el seguimiento de pacientes que presentan complicaciones o situaciones de duda que requieren una consulta visual del médico, tales como tumefacción, enrojecimiento ó exudados de la herida operatoria, que pueden provocar dolor y significar la infección de la misma.
Además, es una iniciativa válida para determinar la existencia de hemorragias o hematomas, o complicaciones del propio vendaje. «Fuera de estas situaciones, el control postoperatorio domiciliario se realiza mediante llamadas telefónicas convencionales por parte del personal sanitario de estas unidades, ya que habitualmente los pacientes no presentan complicaciones o dudas que no puedan resolverse fácilmente mediante la conversación telefónica», explicó.
FOTOGRAFIAR LA ZONA INTERVENIDA
El empleo de la Telefonía Móvil de Tercera Generación permite al paciente realizar fotografías de la zona operatoria en general y del apósito, vendaje y herida quirúrgica, en particular, y enviarlas inmediatamente mediante un Mensaje Multimedia a una dirección de correo electrónico de la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria.
Esto proporciona al personal sanitario una información de gran utilidad para poder evaluar correctamente desde el propio centro hospitalario las situaciones, evitando que el paciente tenga que desplazarse innecesariamente al Servicio de Urgencias en aquellos casos en los que la situación no lo requiera.
Para poder implantar este sistema se han seguido los pasos que se quieren en el desarrollo de un programa de telemedicina, seleccionando los terminales móviles con mayor fidelidad en la reproducción de colores así como una reproducción fidedigna. También se han realizado pruebas de envío de imágenes mediante mensajes multimedia (MMS) a una dirección de correo electrónico creada para estos fines.
JUICIO CORRECTO A TRAVÉS DE LA IMAGEN
Se ha aprobado la capacidad diagnóstica de las imágenes obtenidas en los casos clínicos que con mayor frecuencia ocasionan situaciones de duda en el postoperatorio domiciliario. En ellas se han reproducido las situaciones clínicas con total fidelidad, de manera que todas ellas han podido ser reconocidas y evaluadas adecuadamente, permitiendo realizar un juicio clínico correcto de cada una de las situaciones.
Después de analizar el perfil de la población donde va a ser implantado este sistema de telemedicina se ha recabado su opinión sobre el mismo. Además, se ha estudiado en esa población la facilidad para usar los terminales, la comprensión de los manuales de instrucciones específicamente elaborados para el manejo de los mismos y su capacidad para realizar y enviar fotografías válidas.
APLICABLE SÓLO A ALGUNAS PATOLOGÍAS
Finalmente, se han identificado las intervenciones en las que las dudas postoperatorias son más frecuentes y, por consiguiente, es más adecuado implantar este sistema de Telecontrol Postoperatorio. Inicialmente se ha empezado a utilizar en la hernia inguinal, síndrome del túnel carpiano y varices, entre otros procesos.
La valoración inicial del sistema indica un funcionamiento completamente satisfactorio apreciándose, sobre todo, una respuesta unánime de los pacientes no sólo por disponer de un medio con el que poder aclarar fácilmente las situaciones postoperatorias de duda, evitando así posibles desplazamientos, sino fundamentalmente por la sensación de seguridad que les proporciona el hecho de saber que el personal sanitario de la CMA puede ver en todo momento y de manera inmediata el estado y la evolución de su herida operatoria.