.

CIUDAD REAL, 30 (EUROPA PRESS)
Un hombre de 48 años de edad, natural de Villamayor de Calatrava y vecino de Argamasilla de Calatrava, se ha convertido en la primera víctima mortal provocada por la ola de calor en la provincia de Ciudad Real, donde en estos días se están alcanzado temperaturas que superan los 40 grados.
Según informó hoy el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), el hombre falleció ayer a consecuencia de un fallo cardíaco al sufrir un agravamiento de la patología crónica asociada, por la que recibía medicación, por efecto indirecto de las altas temperaturas combinado con el ejercicio físico que realizaba a horas centrales del día.
Las mismas fuentes indican que el Centro Coordinador de Emergencias 112 recibió a las 13.42 horas de ayer la llamada telefónica de un particular que informó de la presencia de una persona que se encontraba sentada al borde de una vía urbana del municipio de Argamasilla de Calatrava, con síntomas aparentes de golpe de calor.
De manera inmediata fueron activados los dispositivos de Urgencias y Emergencias más próximos a la localización del paciente, que recibió atención en un primer momento por el servicio médico del centro de salud de Argamasilla de Calatrava y a continuación por un equipo de la UVI móvil que llevó a cabo una intensa labor de reanimación.
Finalmente, el paciente fue trasladado en estado inconsciente y con una temperatura corporal de 42 grados al Servicio de Urgencias del hospital de Puertollano a donde llegó pasadas las 15.00 horas y donde se certificó su muerte hora y media más tarde a causa de una hipertermia maligna o golpe de calor.