.

BRUSELAS, 1 (EUROPA PRESS)

La Comunidad Europea de Cooperativas de Consumidores (EURO COOP) exigió hoy a la presidencia de turno de la UE, Países Bajos, que incluya el desarrollo sostenible como una de las prioridades en todas las políticas comunitarias, a la vez que pidió la revisión del programa REACH sobre sustancias químicas y la garantía de poder consumir productos que no contengan organismos genéticamente modificados (OGM).

EURO COOP solicitó a los Veinticinco en un comunicado que apoyen el «comercio justo» como una forma de contribuir al desarrollo democrático, económico y social de los países en vías de desarrollo, a la vez que los instó a asegurar medidas para fomentar este tipo de comercio en la agenda política tanto de la UE como de los Estados miembros.

Asimismo, acogió favorablemente el compromiso de la presidencia holandesa de impulsar las propuestas sobre dietas, salud y nutrición para hacer frente al incremento de la obesidad y las enfermedades crónicas en Europa.

La organización demandó también apoyar las propuestas del Ejecutivo comunitario contra productos alimenticios enriquecidos que incluyen en su etiqueta términos como «más sano» o «mejor». Además, hizo un llamamiento a la UE para que considere prioritarias la revisión de la legislación sobre el etiquetado de alimentos y las propuestas sobre enzimas y aditivos alimenticios.

En cuanto a los organismos genéticamente modificados, la EURO COOP demandó la necesidad de separar las semillas que contienen OGM de las convencionales, como una medida para proteger al consumidor y que pueda elegir entre productos que contienen OGM y los que son naturales.

Por otra parte, la organización reclamó a los Veinticinco que consigan un índice elevado de protección al consumidor en toda la Unión, y pidió medidas concretas para continuar con la normativa sobre promociones de venta y prácticas comerciales injustas y garantizar el acceso de los consumidores y usuarios en igualdad de condiciones a los servicios públicos.

La Comunidad Europea de Cooperativas de Consumidores, con sede en Bruselas, se fundó en 1957 y cuenta con 17 miembros: España, Portugal, Francia, Italia, Países Bajos, Luxemburgo, Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Suecia, Finlandia, Hungría, República Checa, Chipre, Estonia, Bulgaria y Rumanía. Abarca más de 3.200 cooperativas a nivel local y regional que representan a más de 20 millones de consumidores en Europa.