.

LONDRES, 5 (EUROPA PRESS)

La Cámara de los Lores debatirá hoy nuevas propuestas para limitar el poder de los padres para azotar a sus hijos, después de que los liberal-demócratas presentasen una enmienda para que se especifique que no se permitirán los azotes que causen daños físicos, tales como moratones o arañazos.

El Gobierno permitirá que los Lores laboristas tengan libertad de voto, pero les ha pedido que voten en contra de cualquier enmienda que signifique una prohibición total de pegar a los niños. La enmienda presentada por los liberal-demócratas permite «pegar de forma moderada».

Desde el Gobierno se cree que una prohibición total supondría una oleada de denuncias por ofensas menores. El ministro de Sanidad, John Reid, mostró su seguridad de que la mayoría de las personas apoyarán la postura del Gobierno, que se debatirá en la Camara de los Lores a última hora de la tarde.

El escritor Salman Rushdie, que apoya a 350 organizaciones que piden una prohibición completa, recuerda que el Gobierno pidió hace seis años que no se permitieran los azotes. «Nuestra opinión es sencilla, éste es un derecho humano y no se trata de educación o de incrementar la libertad personal, es el derecho que tienen los niños a no ser pegados», indicó.

Por su parte, la portavoz conservadora, Theresa May, dijo que su partido no tiene «una posición oficial» y prefiere que individualmente sus miembros en la Cámara de los Lores voten según les dicte su conciencia. La liberal-demócrata baronesa Walmsley apoya una prohibición absoluta en azotar a los niños. «Atacar a un niño es tan inaceptable como hacerlo a un adulto y la ley debería dejarlo claro», declaró.

Actualmente las leyes contemplan la posibilidad del «castigo razonable», algo que data del año 1869, y permiten a los padres usar cierto grado de disciplina para educar a sus hijos. Desde algunos sectores se asegura que los padres se basan en ello para defenderse de las acusaciones de abusos.