.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El director general de Salud Pública, Manuel Oñorbe, negó el sábado que España esté sufriendo una ola de calor, puesto que las temperaturas no superan el baremo de los últimos 30 años, y añadió que el calor de estos días es «habitual» en estas fechas. «No hay ola de calor, pero sí calor», dijo.

En declaraciones a Europa Press TV, comentó que en los días pasados sólo algunas provincias han incrementado sus temperaturas por encima de la media (pero manteniéndose en nivel uno o nivel amarillo), y que tanto el viernes como el sábado, toda la Península se mantenía en niveles normales o zona verde, mientras que para hablar de ola de calor «tienen que registrarse temperaturas extremas, tanto en las máximas como en las mínimas, de forma mantenida durante muchos días».

Manejando estos datos y las previsiones del Instituto Nacional de Meteorología, Oñorbe se mostró confiado en que no se repita la situación del verano del 2003, en el que se registró una sobremortalidad relacionada con los efectos del intenso calor. «La estadística nos dice que eso sólo pasa una vez cada 70 años», apuntó.

No obstante, aclaró que el Ministerio de Sanidad se encuentra «preparado» para afrontar las consecuencias que sobre la salud tiene el calor, y que los servicios sanitarios están activados. Sobre este punto, aseguró no tener conocimiento desde las Comunidades Autónomas de que se hayan producido colapsos en los servicios de urgencia de determinados hospitales, y subrayó que la respuesta del sistema sanitario español es «excelente».

Por último, recordó algunos de los consejos que se deben tener en cuenta para afrontar el calor: hidratarse bien, especialmente en el caso de los ancianos y los niños, no pasar mucho tiempo a pleno sol, buscar la sombra, y no hacer ejercicio a las horas de más calor, entre otras, y que llegarán a toda la población a través de la campaña publicitaria puesta en marcha la semana pasada.