.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El número de quejas presentadas por los clientes en relación con los servicios que prestan los talleres de reparación de automóviles aumentó un 43% en junio pasado, hasta alcanzar 460 reclamaciones, frente a 322 en el mismo mes de 2003, según datos difundidos hoy por la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI).

La organización explicó que entre las reclamaciones más frecuentes destaca que la información previa ofrecida al consumidor es insuficiente, la no entrega de resguardo de custodia del vehículo depositado o la carencia del cartel en el que se debe informar sobre el precio de la mano de obra.

Además, los usuarios denuncian que no existe garantía de las reparaciones, no se facilita presupuesto previo, se cobran piezas como originales cuando no lo son y, en ocasiones no se entrega la pieza sustituida, y que las facturas son incompletas y, a veces abusivas.

Ante esta situación y teniendo en cuenta que los consumidores acuden a poner a punto sus vehículos en este período ante los desplazamientos con motivo de las vacaciones estivales, FUCI anunció que pondrá en marcha una campaña informativa sobre la prestación de los servicios en los talleres.