.

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

La hipertensión podría ser un factor clave en la aparición de muertes súbitas de adultos que se producen en la zona mediterránea, según un estudio pionero en España elaborado por investigadores del Instituto de Medicina Legal de Catalunya (IMLC) y el Hospital Sant Pau de Barcelona.

Según el estudio, la hipertrofia del corazón –tenerlo más grande de lo normal– y no la enfermedad coronaria, provocada por la oclusión de las arterias coronarias, es la causa más frecuente de muerte súbita de origen cardiaco entre los adultos de la zona mediterránea.

Los resultados preliminares del trabajo, que analiza 280 casos de muerte súbita en Catalunya, Andalucía y Murcia, constatan que «muchas de las muertes súbitas que se producen en el área mediterránea no son causadas por infartos, sino por la hipertrofia de corazón», señaló el cardiólogo Antoni Bayés de Luna.

El estudio constata que la enfermedad coronaria, que en ocasiones causa infartos de miocardio, «sólo provoca la mitad de los casos de muertes súbitas en adultos con un origen cardíaco –que son la mayoría–«, según Bayés de Luna.

Esta teoría difiere de las conclusiones de trabajos realizados con población de Estados Unidos y el Norte de Europa sobre las causas de muerte súbita con un origen cardiaco. Según estos estudios, el 90 por ciento de estas muertes eran causadas por enfermedades coronarias.

Según Bayés de Luna, la aparición de casos de hipertrofia del corazón está relacionada «en parte con la hipertensión», por lo que, a la espera de ampliar el estudio con más casos, «sospechamos que este factor es más importante de lo que nos creíamos a la hora de explicar la muerte súbita».

Ante esta situación, este cardiólogo apostó por «luchar contra la presión arterial alta» impulsando «la educación sanitaria de la población», para que ésta «sea responsable de su salud y se autocontrole la hipertensión en el domicilio», añadió.

El estudio, bautizado con el nombre de Proyecto Eulália, llega a estos resultados tras el estudio de 100 autopsias en Catalunya, 54 en Sevilla y una en Murcia, de víctimas de muerte súbita, de 101 casos epidemiológicos y de 76 análisis anatomopatológicos.

El perfil de las víctimas de muerte súbita en este estudio son mayoritariamente hombres, fumadores, sin antecedentes previos de enfermedad coronaria y «con una elevada incidencia de hipertensión», señaló Bayés, aunque «no todas las víctimas conocían que sufrían esta alteración».

LOS BENEFICIOS DE LA SIESTA.

Las menor presencia de enfermedad coronaria respecto a los países anglosajones se explica por «la cultura mediterránea, basada en una dieta equilibrada, la siesta y los hábitos saludables como el ejercicio físico y el menor hábito tabáquico», señaló Bayés de Luna.

Según este experto, estos hábitos de vida tienen «un efecto protector». «Se ha visto que aunque la población mediterránea tenga el mismo nivel de colesterol en sangre que los anglosajones, tenemos menos infartos que en el Norte de Europa y Estados Unidos», añadió.

La mayoría de muertes súbitas analizadas en este estudio, que espera tener resultados definitivos cuando se hayan analizado 400 casos, se produjeron entre las 8 y las 16 horas y en un 42 por ciento de casos se registraron en el propio domicilio de la víctima.

Respecto a los factores de riesgo cardiovascular clásicos, un 40 por ciento de las víctimas eran hipertensas, un 16 por ciento diabéticos y un 30 por ciento presentaban colesterol alto, según el estudio.

FUTUROS ESTUDIOS DEL INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL.

Por su parte, el director del Instituto de Medicina Legal de Catalunya, Josep Arimany, que para realizar este estudio ha contado con la colaboración del Instituto Nacional de Toxicología, apostó por abrir este organismo «a la sociedad científica».

En este sentido, avanzó que este organismo, dependiente de la Conselleria de Justicia de la Generalitat, ya trabaja con el Hospital Sant Pau en otro estudio para analizar el peso de los órganos de las personas que mueren en accidentes de tráfico, ya que «los datos disponibles son de tablas anglosajonas», añadió.