.

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del comité de expertos creado por la Generalitat para la racionalización y la financiación del gasto sanitario, Miquel Vilardell, apostó hoy por «otras opciones» que podrían pasar por gravar los impuestos del tabaco antes que implantar el copago a través de medidas como la propuesta a principios de semana de cobrar un euro por visita médica.

En este sentido, aseguró que algunas de las «opciones» que estudiará la comisión constituida hoy figura gravar «los impuestos sobre factores tóxicos», como el tabaco, los accidentes de tráfico o el juego. «Son cuestiones a estudiar», apuntó, y añadió que «me gusta penalizar aquello que conduzca a un mayor coste de salud».

Vilardell afirmó que «no creo que el copago sea la primera herramienta a trabajar» y explicó que lo primero que estudiarán es «buscar mayor eficiencia del sistema». «Hablar de copago tiene que ser después de discutir muchas cosas», indicó.

En esta línea, el conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, reconoció precisamente que «una de las medidas que podría estar encima la mesa» es gravar el impuesto sobre el tabaco, aunque la Generalitat no tiene competencias sobre esta materia.

NI CONDICIONADO NI PRESIONADO.

Asimismo, el presidente de la comisión quiso dejar claro que no se siente «condicionado» ni «prisionero» del debate iniciado esta semana sobre la posibilidad de cobrar un euro por visita médica y afirmó que «partimos de cero».

«No me siento vinculado a ninguna presión política ni tampoco nos sentimos presionados por lo que se ha dicho en los dos últimos días», afirmó Vilardell, que aseguró que la comisión goza de «independencia y libertad». Asimismo, hizo una defensa del modelo sanitario, que consideró «bueno» y explicó que las medidas que propondrán buscarán mantener la equidad del sistema de salud.

MEJORA DE LA FINANCIACION.

Castells, y la consellera de Salud, Marina Geli advirtieron de la necesidad de mejorar el sistema de financiación y de dotarlo de más recursos.

El conseller resaltó la «gran trascendencia» del gasto sanitario y afirmó que «como Gobierno no podemos poner la cabeza bajo el ala», mientras que Geli manifestó la voluntad del ejecutivo de incrementar la calidad del sistema sanitario público, aunque reconoció que sería «demagogia» hablar de una mejora de la calidad sin revisar el sistema de financiación sanitario para que sea sostenible.

En este sentido, Geli aseguró que existe un compromiso político escrito para aumentar los ingresos y reiteró que «no hay ninguna decisión tomada» sobre implantar medidas como el cobro de un euro por visita médica y señaló que «hay debates abiertos en toda Europa sobre si hacen falta aportaciones adicionales de los ciudadanos».

Asimismo, afirmó que «no podemos continuar creciendo como hemos crecido en los últimos años en farmacia» ya que ésta es una de las partidas más importantes dentro del gasto sanitario. «Tendríamos que mantenernos en un crecimiento por debajo de dos dígitos».

LOS TRABAJOS DE LA COMISION.

La comisión está integrada por catorce expertos de distintas especialidades médicas, profesionales dedicados a la gestión sanitaria, economistas, directivos del mundo financiero y una especialista en demografía que tienen el encargo del Gobierno catalán de proponer medidas correctoras que permitan racionalizar el gasto sanitario, mantener la eficiencia y la calidad de los servicios.

Los expertos deberán presentar sus primeras propuestas a finales del mes de septiembre o principios de octubre, con el objetivo de poder incluir algunas de estas medidas en los Presupuestos de la Generalitat para 2005.

No obstante, Castells explicó que los trabajos no finalizarán hasta el 31 de enero y advirtió de que algunas medidas se deberán tomar «en estrecha concertación» con el Ejecutivo central y las propuestas tampoco tendrán carácter vinculante, ya que deberán adoptarse con «consenso» político y social.

La comisión presidida por Vilardell –actualmente decano de la facultad de Medicina de la UAB y vicepresidente de la Comisión Nacional de Evaluación del Medicamento– contará con especialistas médicos como el ex ministro de Sanidad y Consumo, Julián García; el catedrático de medicina de la Universitat de Barcelona y director médico del Hospital Universitario de Bellvitge, Eduardo Jaurrieta; y el jefe del servicio de farmacología clínica del Hospital de la Vall d»Hebron, Joan Ramon Laporte.

Además, figuran personas vinculadas al ámbito empresarial como el presidente de la compañía Miquel y Costas, Jordi Mercader; la ex presidente de Renfe, Mercè Sala, y el director general de Caixa Manresa, Adolf Todó.

También integra expertos como el decano de la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y consejero de la Agencia Española del Medicamento, Guillem López Casasnovas; el director económico y financiero del Consorcio sanitario del Alt Penedès y del Consorcio Sociosanitario de Vilafranca del Penedès, Santiago Marimón; el fundador y presidente del grupo hospitalario United Surgical Europe, Gabriel Masfurroll; el presidente de la compañía especializada en gestión sanitaria Gesaworld y miembro del consejo de administración del Consorcio Hospitalario de Catalunya, Josep Maria Via, y el secretario general del Comité Ejecutivo de la Asociación de Facultades de Medicina Europeas, Joan Viñas.

Otros expertos dentro de la comisión son la catedrática de geografía humana de la UAB y directora del centro de Estudios Demográficos, Anna Cabré; y el catedrático de Políticas Públicas en la Universitat Pompeu Fabra, Vicenç Navarro.

La comisión tiene previsto volver a reunirse dentro de 15 días para analizar el momento actual, una exposición que correrá a cargo de Vicenç Navarro y Guillem López.