.

VALENCIA, 19 (EUROPA PRESS)

La Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (UCMA) del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia ha puesto en marcha un programa piloto «único en la Comunidad Valenciana», que permite realizar el seguimiento postoperatorio de los pacientes que son intervenidos con cirugía sin ingreso, mediante el envío de imágenes a través del teléfono móvil desde sus domicilios, según informaron fuentes de la Generalitat.

Para desarrollar este programa se ha diseñado una aplicación de telemedicina para Cirugía Mayor Ambulatoria en colaboración con el Grupo de Bioingeniería, Electrónica y Telemedicina de la Universidad Politécnica de Valencia.

Esta aplicación de la telemedicina a la cirugía ambulatoria «permite un mejor control postoperatorio al posibilitar el diagnóstico precoz de las complicaciones domiciliarias, y evitar las visitas innecesarias a urgencias de los pacientes que han sido intervenidos sin necesidad de hospitalización y se encuentran recuperándose en sus casas», señalaron.

Así, con el envío de fotos a través de teléfono móvil, el personal de la UCMA puede controlar el sangrado postoperatorio por medio de la visión de los apósitos o de las heridas quirúrgicas. También se controlan los drenajes, la coloración de los miembros vendados o los edemas en las zonas intervenidas.

Los pacientes que son intervenidos con cirugía ambulatoria y vuelven a sus casas deben tener un seguimiento para conocer su evolución. Normalmente, este seguimiento «se realiza mediante una llamada telefónica al domicilio a través de la cual el personal de enfermería evalúa la situación del enfermo y resuelve las dudas que éste pueda tener tras la operación», explica el doctor Juan Viñoles, responsable de la UCMA del Hospital Doctor Peset.

Sin embargo, las respuestas de los pacientes «son subjetivas» porque «pueden estar mediatizadas por la ansiedad y la preocupación del enfermo o de sus familiares, y pueden necesitarse varias llamadas o la visita a urgencias para resolver una incidencia postoperatoria», señalaron.

El uso del teléfono móvil para enviar imágenes al Hospital a través de una red GPRS permite apoyar las respuestas de los pacientes con datos objetivos. Además, el enfermo se lleva a su casa no sólo un terminal telefónico, sino también un pulsioxímetro, un dispositivo de sencilla utilización que permite medir la saturación de oxígeno, la frecuencia cardiaca y la curva de pulso, con lo que se detecta cualquier situación anormal o posibles problemas circulatorios en el miembro operado, indicaron las mismas fuentes.

Con todos estos datos, el personal sanitario puede evaluar «de forma totalmente segura» la situación del paciente y «resolver de un modo más rápido y fácil cualquier duda que se le plantee desde su casa». Tanto las imágenes como los datos de pulsioximetría son introducidos directamente en la base de datos de la UCMA, que cuenta con ficheros de seguimiento de más de 15.000 pacientes.

IMAGENES EN 15 SEGUNDOS

Las imágenes que envía el paciente desde el teléfono móvil que les facilita el Hospital Doctor Peset son transmitidas en apenas 15 segundos a un servidor y pueden ser visualizadas por el personal de enfermería mientras se realiza la encuesta telefónica al paciente. En estos casos, la enfermera puede pedir al enfermo que repita la foto o que la realice desde un ángulo distinto.

«En todo momento somos nosotros los que llamamos al paciente a su casa a una hora determinada y si lo consideramos necesario le pedimos que nos envíe una fotografía. Con este sistema nos adelantamos a las posibles dudas que puedan surgir en los 2 o 3 días siguientes a la intervención y evitamos que los enfermos estén ansiosos e inseguros», señala el doctor Viñoles.

En esta primera fase de pilotaje, la telemedicina mediante el uso de teléfonos móviles se está aplicando a los procesos de nueva instauración en la Cirugía Mayor Ambulatoria que tienen los postoperatorios más complejos (como es la laparoscopia o la cirugía ortopédica) o en casos que necesiten un especial seguimiento, como el control de nuevas pautas analgésicas o los pacientes especialmente ansiosos cuyo postoperatorio se prevea complicado.

Este programa de telemedicina no necesita realizar ninguna instalación adicional en el domicilio del paciente y es muy sencillo de utilizar, pues las imágenes se capturan y envían al Hospital simplemente pulsando dos veces una tecla. Además, en todo momento los datos que se envían al Hospital se encriptan para preservar la confidencialidad de la información.

El programa de telemedicina puesto en marcha por el Hospital Universitario Doctor Peset en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia es el primero de estas características iniciado en la Comunidad Valenciana. Su carácter pionero y las ventajas que puede suponer para el control médico de los pacientes intervenidos le ha permitido obtener una beca de la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES), indicaron las mismas fuentes.

Entre los objetivos que se pretenden conseguir con esta nueva aplicación tecnológica están la disminución de las visitas innecesarias a urgencias, el aumento de la satisfacción de los pacientes y el descenso de las llamadas telefónicas a la UCMA para consultar dudas.

Con todo ello, el Hospital Doctor Peset pretende conseguir que los pacientes reciban la misma calidad asistencial en su casa que encontrarían si estuviesen ingresados, pero con la ventaja de que no tienen que recurrir a la cama hospitalaria y que pueden recuperarse en su entorno familiar habitual, señalaron.

De hecho, destacaron las mismas fuentes, los primeros pacientes que han utilizado este método de control postoperatorio han ensalzado la rapidez de la respuesta obtenida desde el hospital, la mayor comodidad, la sensación de privacidad y confidencialidad, así como la sencillez en su utilización. No obstante, cada paciente es instruido en el manejo del móvil y recibe un tutorial con las instrucciones a seguir.