.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Cataluña, Madrid y Andalucía son las comunidades autónomas más atrasadas en lo que respecta a la aplicación de programas de detección precoz de sordera infantil, según informó a Europa Press Carmen Jáudenes, directora técnica de la Federación Española de Padres y Amigos de los sordos (FIAPAS).

«Comunidades como Cataluña, Madrid y Andalucía no aplican todavía de forma normalizada un programa de detección precoz de la sordera infantil, sino que sólo se aplica aisladamente en algunos hospitales», comentó.

No obstante, indicó que en estas autonomías «existe una voluntad de ponerlo en marcha», ya que «Andalucía tiene un diseño y Madrid una normativa, pero no se aplica generalizadamente».

Otras comunidades como Navarra, que cuenta con la más baja incidencia de casos perdidos, Galicia, Asturias, Murcia, Baleares o Valencia sí tienen una normativa instaurada, pero hay que asegurarse de que se ponga en práctica con el debido grado de cumplimiento, destacó Jáudenes.

«En el caso de Valencia, por ejemplo, se realiza el cribado en todos los recién nacidos, sólo en los hospitales pequeños, pero en los grandes, como La Fe o el de Alicante, sólo se realiza la prueba en los casos de riesgo, por lo que se quedan fuera el 50 por ciento de los casos», prosiguió.

Navarra, Galicia o País Vasco han diseñado un plan progresivo con un compromiso dirigido al 2005, comentó la experta. «El caso de Extremadura es excepcional porque ha implantado su programa con carácter universal, muy efectivo, con un gran seguimiento de los casos y un coste muy bajo», continuó.

Es necesario, a jucio de FIAPAS, buscar una coherencia para que se trabaje con una base mínima común, para que no suponga un «handicap» nacer en un sitio u otro. «Aunar las voluntades y el trabajo interdisciplinar, así como no sólo detectar y diagnosticar, sino realizar un seguimiento en los primeros años de vida, es lo marca la diferencia entre unos casos de sordera y otros. Hoy en día hay suficientes medios para que un niño sordo pueda integrarse y estar escolarizado normalmente», aseveró la experta.

La Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó en abril de 2003 el Programa de Detección Precoz de la Hipeacusia cuyo objetivo es unificar, para todas las comunidades autónomas, la detección precoz durante el primer mes de vida, mediante cribado universal, acceso a la fase de diagnóstico a los tres meses o antes, tratamiento instaurado a los seis meses y seguimiento de todos los casos detectados.

Así, según informaron a Europa Press fuentes oficiales, el Ministerio de Sanidad y Consumo tiene prevista una primera evaluación de este programa un año después de su aprobación, ya que, aunque en todas las comunidades existe el Programa de Detección Precoz de la Hipeacusia, hay desigual grado de implantación y de cobertura entre las mismas.