.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) continuará efectuando un control «riguroso y exhaustivo» de las importaciones de cítricos de Argentina y Brasil tras los problemas fitosanitarios detectados en las mismas al inicio de la campaña.

Según señalaron hoy en fuentes del MAPA, esta iniciativa se enmarca dentro del Plan de Acción especialmente elaborado para la actual campaña que incluye, entre otras actuaciones, la limitación de los puertos de entrada para estas mercancias, no excluyéndose la posibilidad de adoptar medidas unilaterales de salvaguarda si la situación lo requiriese.

En las primeras semanas de la campaña de importación, la inspección fitosanitaria del MAPA interceptó tres contendores de mandarinas en el puerto de Algeciras (Cádiz) procedentes de Argentina, con presencia de organismos de cuarentena prohibidos en la Unión Europea, dos de ellos con «cancrosis».

Los tres contenedores rechazados, con un total de 70,8 toneladas de fruta, proceden del mismo operador y de una misma unidad de producción.

Ante la situación de riesgo planteada, el MAPA, según explicaron las mismas fuentes, actuó de forma inmediata ante las autoridades argentinas y ante la Unión Europea, solicitando la urgente adopción de medidas.

A pesar de los problemas «aislados» surgidos al inicio de la campaña, el MAPA destacó la situación fitosanitaria se ha normalizado y mejorado de «forma ostensible».

Así, España ha importado en la actualidad cerca de 14.000 toneladas de cítricos de Argentina y Brasil, con el único problema fitosanitario de los tres contenedores de mandarinas interceptados en Algeciras (Cádiz), lo que significa un umbral de rechazo del 0,5% de la fruta importada, muy inferior al 3,8% alcanzado en la campaña del pasado año.