.

Firma un acuerdo con los Municipios y Provincias para favorecer los buenos hábitos alimentarios en las personas mayores

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria registró un total de 360 alertas en los primeros seis meses del año, aunque ninguna de ellas supuso un riesgo relevante para la salud pública, según datos presentados hoy por la presidenta de este organismo, María Neira.

De hecho, algunas de las alertas (aproximadamente se producen unas 60 al mes) estaban infundadas. El resto consistieron en la detección de toxinas en alimentos, presencia de residuos ligeramente superiores a los niveles autorizados o errores en la fabricación

Neira destacó el «buen funcionamiento» del sistema de trazabilidad que permite identificar tanto al vendedor como al comprador del producto, favoreciendo su retirada del mercado en un plazo nunca superior a las veinticuatro horas, de forma coordinada en el conjunto de la Unión Europea.

La responsable de realizó este balance tras la firma de un convenio con el secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Alberto Torres, por el que ambas entidades se comprometen a poner en marcha un plan piloto dirigido a favorecer los buenos hábitos alimentarios en las personas mayores. El convenio cuenta con una financiación inicial de 24.000 euros.

El acuerdo también contempla la elaboración de un protocolo marco de actuación de los servicios de inspección de la Administración Local en materia de seguridad alimentaria y de promoción de la calidad higiénico-sanitaria en el ámbito de la restauración (bares, restaurantes, hoteles, ferias y mercados).

Asimismo, ambas entidades abordarán la identificación, separación, posterior destino y, en su caso, eliminación de los subproductos de origen animal no destinados al consumo humano que se deber realizar en los establecimientos de comercio al por menor (carnicerías, mercados municipales, entre otros.

INTOXICACIONES EN EL VERANO

Por último, la presidenta de la Agencia recordó una serie de consejos para evitar las intoxicaciones alimentarias durante el verano, periodo en el que suelen aumentar estos casos, especialmente la salmonela, debido a las altas temperaturas. Según Neira, el 50 por ciento de estas intoxicaciones se producen en el hogar por una mala manipulación de los alimentos.

Por ello, aconseja usar de manera inmediata el huevo en el caso de que se consuma crudo, lavarse las manos antes de cocinar o después de haber manipulado un alimento crudo, evitar mezclar alimentos crudos con cocinados, cambiar con frecuencia los paños de cocina o usar papel y consumir agua embotellada si se visita un lugar en el que no sea apta para consumo.