.

El 27% de los varones españoles que han tenido relaciones sexuales han acudido alguna vez a una prostituta, según el INE

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El 41 por ciento de los españoles que han tenido parejas ocasionales han estado expuestos al riesgo de infección por el VIH al reconocer que no han utilizado el preservativo en todas las ocasiones, según la «Encuesta de Salud y Hábitos Sexuales» realizada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE) a lo largo de 2003.

La encuesta, presentada hoy por la ministra Elena Salgado y la responsable del INE, Carmen Alcaide, pone de relevancia varias cuestiones: la baja percepción del riesgo entre la población, la falta de protagonismo de la mujer a la hora de usar el preservativo (en tres de cada cuatro casos el preservativo lo lleva el varón) y el retraso que existe en el diagnóstico (se calcula que uno de cada cuatro infectados no lo sabe).

La encuesta también revela que el 27,3 por ciento de los hombres que mantienen relaciones sexuales reconoce haber recurrido alguna vez a los servicios de la prostitución, un porcentaje «llamativamente más elevado que en los observados en otras encuestas europeas». De estos, el 12 por ciento no usaron condón última vez que acudieron a una meretriz. En este punto, existen diferencias por grupos de edad: el 97,7 por ciento de los menores de 30 años lo usaron frente al 76,1 por ciento de los mayores de 40.

Otro dato significativo extraído de la encuesta es que, a pesar de que se conocen los mecanismos de transmisión del VIH (más de un 96 por ciento identifica correctamente que se transmite por vía sexual y un 86 por ciento por vía sanguínea), no está tan extendido el conocimiento de las vías que no permiten la infección. Así, sólo casi una de cada tres personas afirma que o trabajaría o estudiaría con una persona infectada por el virus.

CAMPAÑA INFORMATIVA

Por todo este motivo, la ministra de Sanidad anunció la puesta en marcha después del verano de una campaña para fomentar el uso del preservativo, especialmente entre la población más joven. Además, Salgado aprovechó para manifestar su discrepancia hacia las políticas que fomentan la abstinencia hasta el matrimonio y la fidelidad mutua de las parejas ya que, desde su punto de vista «no responde a la realidad que viven millones de personas».

De esta forma, el ministerio recalca que «los preservativos son esenciales en la prevención de la infección por el VIH» así como para evitar embarazos no deseados. Asimismo, la ministra manifestó su respaldo a iniciativas como la instalación de máquinas expendedoras en institutos o a la detección precoz del VIH realizando pruebas voluntarias en autobuses situados en la vía pública, tal y como se realiza en Cataluña. No obstante, precisó que estos proyectos son competencia de las comunidades autónomas.

La ministra advierte de que ya hay varios países en los que la incidencia de la infección por VIH está aumentando de nuevo por primera vez en muchos años y que esta situación «también podría darse en España» si no se toman las medidas oportunas.

En este sentido, apunta que el descenso de las tasas de incidencia en España (se estima que cada año se detectan entre 2.000 y 4.000 nuevos casos de sida y que entre 120.000 y 150.000 conviven con el virus) «sólo se mantendrá si se continúa reforzando la prevención de la transmisión».

La encuesta fue realizada por el INE durante 2003 sobre 10.838 personas de entre 18 y 49 años residentes en España. El cuestionario, anónimo y confidencial es una adaptación de un protocolo europeo para estudiar conductas sexuales de riesgo.