.

Estudios revelaron que algunos de estos fármacos aumentaban el riesgo de comportamientos suicidas en estas poblaciones

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, dependiente del Ministerio de Sanidad, remitió una comunicación el pasado día 8 a los profesionales sanitarios en la que desaconseja el uso de los denominados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) para el tratamiento de la depresión en niños y adolescentes, después de que estudios vincularan a estos fármacos con un incremento de los comportamientos suicidas entre estos colectivos.

Tras resaltar que «ninguno de los ISRS disponibles en España tiene autorizada la indicación en el tratamiento de depresión en niños y adolescentes», la Agencia considera necesario actualizar las fichas técnicas de estos medicamentos, «incluyendo información sobre el riesgo de ideación o comportamiento suicida» tras haber analizado el balance beneficio-riesgo en el tratamiento de este trastorno en las citadas franjas de edad.

Las noticias sobre el incremento de comportamientos suicidas llevaron a la Agencia a estudiar la eficacia y seguridad de uno de estos medicamentos, la paroxetina, en estos colectivos, concluyendo que la relación beneficio-riesgo «era desfavorable para el tratamiento de la depresión en niños y adolescentes, ya que los datos de los ensayos clínicos no demuestran eficacia y sugieren un aumento del riesgo de ideación y comportamiento suicida».

Asimismo, la Agencia recuerda a los médicos en su escrito, al que tuvo acceso Europa Press, que recientemente se ha publicado un metaanálisis en la prestigiosa revista «The Lancet» sobre la eficacia de estos fármacos, que concluye que citalopram, paroxetina y sertralina «no presentan una eficacia diferente a placebo a las 8 o 12 semanas de tratamiento, y en cambio sugiere un aumento del riesgo de ideación o comportamiento suicida».

Asimismo, en el caso de venlafaxina, «no muestra una eficacia superior a placebo tras 8 semanas de tratamiento, mientras que la incidencia de ideación o comportamiento suicida fue superior que para placebo».

En el caso de los datos de fluoxetina incluidos en el metaanálisis, muestran «una eficacia ligeramente superior a placebo sin que se encontraran diferencias en el riesgo de ideación o comportamiento suicida». La Agencia indica que actualmente se está recabando más información acerca de la eficacia y seguridad de este medicamento, «por lo que es prematuro establecer una conclusión definitiva acerca de su relación beneficio-riesgo».

Por último, en lo referido a otros fármacos similares, la fluvoxamina y el escitalopram, la Agencia indica que «no se dispone de estudios realizados en esta indicación terapéutica».