.

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Mañana se hará plenamente efectiva la última orden aprobada por el Ministerio de Sanidad y Consumo por la que se determinan nuevos conjuntos de especialidades farmacéuticas con sus respectivos precios de referencia. En la práctica, esta norma supondrá una rebaja de precios para un total de 200 medicamentos.

Fuentes de este departamento informaron a Europa Press que la orden tendrá un impacto económico estimado en 12,94 millones de euros, de los cuales 12,04 se se corresponden con el ahorro del Sistema Nacional de Salud y 0,90 con el ahorro por parte del consumidor.

Por otra parte, la reducción de precios tendrá un impacto de 3,44 millones de euros en las oficinas de farmacia, y de 8,10 millones en los laboratorios. En total, según precisaron las mismas fuentes, el número de compañías farmacéuticas afectadas por la orden es de 45.

Los medicamentos afectados en esta ocasión, según los colegios de farmacéuticos, corresponden a algunas presentaciones de 15 principios activos de 11 grupos terapéuticos. Por ejemplo, bajan su precio algunos formatos de especialidades como analgésicos, opiáceos, diuréticos, hipnóticos-ansiolíticos, tratamientos para el adenoma de próstata, antibióticos, betabloqueantes, antiulcerosos, antihistamínicos, antianginosos, antidepresivos y antineoplásicos.

SISTEMA DE PRECIOS

La orden entró en vigor el pasado mes de mayo, aunque tenía un plazo de aplicación que cumple el 1 de agosto. Para calcular los precios de referencia (cantidad máxima que financiará la Sanidad Pública), la Administración tiene en cuenta las tres especialidades farmacéuticas más baratas, salvo cuando una de esas especialidades tenga un precio inferior a dos euros (precio de venta del laboratorio), que se desecha para el cálculo, teniéndose en cuenta otra de superior importe.

En virtud de esta norma, cuando un medicamento prescrito tiene un precio superior al de referencia, es sustituido en el acto de la dispensación por la especialidad farmacéutica genérica de menor precio. Cuando no exista esta especialidad de sustitución, por no encontrarse en el mercado o por no estar incluida en la prestación farmacéutica de la Seguridad Social, se dispensa a precio de referencia.

En los casos de sustitución, la orden indica que la especialidad farmacéutica deberá tener la misma composición, cualitativa y cuantitativa en sustancias medicinales, dosificación, forma farmacéutica y presentación.

LA ÚLTIMA REBAJA DE PRECIOS

La última orden de precios de referencia, impulsada por el anterior equipo ministerial con Ana Pastor al frente, entró en vigor con la entrada del nuevo año y supuso la rebaja de precios de más de 2.000 medicamentos. Los efectos de la orden se dejaron sentir en enero, cuando el incremento de la factura fue de sólo un 2 por ciento, cuando durante el año anterior creció en torno al 12 por ciento, casi tres puntos por encima del tope fijado con la patronal de los laboratorios, Farmaindustria.

No obstante, tal y como se ha señalado desde distintos ámbitos del sector farmacéutico así como por parte del PSOE, los efectos de la citada orden ya han sido reabsorbidos por la evolución del gasto. Los últimos datos de facturación, correspondientes al mes de junio, sitúan el gasto en recetas médicas del Sistema Nacional de Salud en 807,5 millones de euros en el pasado, lo que representa un incremento del 10,04 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

El principal componente de este «incremento importante» de la factura farmacéutica es el aumento del 8 por ciento en el número de recetas prescritas por los médicos, algo que Sanidad vincula en parte con la cercanía del periodo vacacional.