.

VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

La conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación informó hoy de la detección de la bacteria Xanthomonas campestris (cancrosis) en una partida de cítricos procedentes de Argentina y afirmó que ha dictado una resolución, por la que se ordena el reenvío de la partida a su país de origen en un plazo de 24 horas y advirtieron de que en caso de incumplir esta resolución la fruta será destruida, según informaron fuentes de la Generalitat valenciana.

Los técnicos de este departamento han inspeccionado, desde la entrada en vigor del Plan de Vigilancia Fitosanitaria Citrícola de la Comunidad Valenciana, un total de 4.575 toneladas, de las que «tan sólo» una partida de 49 toneladas, introducida por el puerto de Setubal (Portugal), ha resultado positiva a los análisis de determinación de esta bacteria.

El operador comercial transmitió por escrito a la Conselleria de Agricultura la entrada de la mercancía y su ubicación para cumplir la obligación que establece el Plan de Vigilancia de comunicar la entrada a la Comunidad Valenciana de cualquier cargamento de cítricos procedentes de terceros países.

Tras el aviso, los técnicos se desplazaron al almacén para proceder a la inspección y «ante la presencia de síntomas sospechosos del agente foráneo en los frutos almacenados, de manera cautelar y provisional, se procedió a la inmovilización de la fruta y al precintado de la cámara».

En ese momento, se procedió a la preceptiva toma de muestras para realizar los análisis pertinentes y tras verificar la presencia de la bacteria en los primeros análisis se procedió a realizar una segunda analítica de verificación en el laboratorio de referencia del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA).

Tras los análisis, el laboratorio de referencia concluyó hoy que la fruta estaba afectada por esta bacteria. Por ello, comunicaron al operador citrícola que los análisis han sido positivos y se le ha trasladado la resolución que obliga al operador a reenviar la partida afectada al país de origen o en caso contrario a su destrucción, así como a la desinfección de la cámara donde se hallaba la mercancía.

Además, fuentes de la Generalitat aseguraron que la conselleria de ha mantenido informado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre la evolución del programa de vigilancia y, concretamente, sobre el estado de la partida afectada.

No obstante, este departamento lanzó «un mensaje de tranquilidad» al sector citrícola de la Comunidad Valenciana, ya que apuntaron que la aplicación del Plan de Vigilancia Fitosanitaria es «la principal garantía» de protección de la citricultura valenciana frente a agentes nocivos foráneos.

En este sentido, destacaron la labor de inspección realizada por los técnicos de la conselleria, ya que «están consiguiendo la seguridad, que desde el punto de vista fitosanitario, exige el sector citrícola a la administración agraria valenciana».