.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Las encuestas y análisis sociológicos sobre tabaquismo en España revelan que la edad promedio en la que los fumadores se inician en este hábito tiende a adelantarse, y ya se sitúa en la franja comprendida entre los 11 y los 15 años, según un reciente estudio de la Sociedad Española de Neumología y Ciurgía Torácica (SEPAR).

«Estamos hablando de auténticos fumadores precoces o, lo que es lo mismo, de un problema de salud pública de primera maginutd que debería hacernos reflexionar a todos», comentó el doctor P.J. Romero Palacios, coautor, junto a otros miembros del Area de Tabaquismo de SEPAR, del estudio aludido, y que tuvo como muestra a una amplia representación de estudiantes de enseñanza de Secundaria de Granada y Baza.

De las 1.936 encuestas realizadas a otros tantos alumnos de este nivel de enseñanza se deduce, además, que la prevalencia de fumadores entre ellos es incluso mayor que la que hoy se acepta para el conjunto de los adultos. En concreto, resultaron consumir de modo habitual tabaco el 38,73 por ciento de los niños estudiados, mientras que la media de fumadores de todas las edades en el conjunto del país ha sido establecida por las últimas estadísticas oficiales en torno al 36,5 por ciento.

Otros datos que pone de manifiesto la investigación desarrollada por el área de Tabaquismo de SEPAR es que el número de fumadores precoces es mayor en las ciudades y núcleos importantes de población que en las zonas rurales, asi como la existencia de una clara relación inversa entre consumo de tabaco y la práctica del deporte.

«En general, nos hemos encontrado con que los adolescentes tienden a minimizar los efectos nocivos del tabaco, aunque eso no es un obstáculo, –matiza el doctor Romero palacios– para que las dos terceras partes de ellos estén de acuerdo en la conveniencia de que se apliquen medidas restrictivas respecto a su consumo».