.

LISBOA, 11 (EUROPA PRESS)

Las autoridades sanitarias portuguesas han advertido del riesgo de contagio del virus del Nilo Occidental, presente en los mosquitos de ciertas zonas de la región turística de Algarve (sur), a pesar de que no se ha registrado ningún caso en humanos después de que dos turistas presentaran síntomas en julio.

«Los programas de vigilancia (…) han permitido identificar el Virus del Nilo Occidental en los mosquitos de algunas zonas de Algarve», subraya un comunicado de la Dirección General de Salud (DGS).

La situación es «parecida a la observada en la cuenca mediterránea desde 1998, especialmente en Francia y en Italia», prosigue el comunicado, según el cual ningún enfermo «humano ha sido diagnosticado» con este virus. Por otro lado, ningún pájaro o caballo, primeras víctimas de las picaduras de los mosquitos infectados, «han presentado signos de la enfermedad».

Las autoridades sanitarias reforzaron a finales de julio un programa de vigilancia para luchar contra el virus del Nilo Occidental, transmitido por los mosquitos y para que el que no existe ninguna vacuna, después de que dos turistas irlandeses presentaran los síntomas de un contagio.

A comienzos de julio, los primeros análisis realizados a estos turistas «no fueron concluyentes», pero según el subdirector de la DGS, Francisco George, citado hoy por el diario «Publico», nuevos análisis de sangre en Reino Unido confirmaron la presencia del virus.