.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La Plataforma Avícola Estatal afirmó hoy que no existe ningún tipo de riesgo en el consumo y la producción de pollo en España tras detectarse un nuevo brote de gripe aviar en Malasia, ya que ambos países no mantienen relaciones comerciales en este ámbito.

El presidente de la plataforma, Javier López, en declaraciones a Europa Press, aseguró que no hay motivo de alarma en el sector avícola ya que, «la Unión Europea, y en concreto España, tomaron medidas en su momento que impiden el contagio de la gripe y «seguirán esta tendencia».

Asimismo, López remarcó la buena situación del consumo de pollo en España, con parámetros mayores que en años anteriores, como resultado de la recuperación del sector tras el brote aviar que afectó a varios países asiáticos en los primeros meses de 2004.

SECTOR AVÍCOLA

A pesar de este aumento en el consumo y la producción, el presidente de la plataforma criticó la política del sector industrial que promueve el precio del pollo, el cual se encuentra cuatro céntimos por debajo de la media registrada hasta el momento, situándolo en 0,32 euros por ave.

A esto hay que añadir el aumento de precios de piensos, que ha llevado a las empresas productoras a utilizar productos propios con aditivos que aumentan la cantidad necesaria de alimento y reducen la cantidad de carne producida. «El aumento de pienso consumido por ave lo tiene que pagar el avicultor, lo que le supone una pérdida de renta», afirmó López.

«La rentabilidad neta de una explotación en España alcanza en los sietes primeros meses 9.000 euros, de los cuales 4.000 son pérdidas para el avicultor», criticó la plataforma avícola, que ha solicitado una reunión con el secretario general de de Agricultura, Fernando Moraleda.

Además de esta cuestión, en la reunión la plataforma pretende avanzar en la regulación de las relaciones interprofesionales en el sector y obtener una mejora en los seguros agrarios para las 5.000 explotaciones que existen en España.

A espera de una respuesta por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, López espera que el actual Gobierno no sea cómplice por la vía del silencio, como hizo el anterior Ejecutivo, de una reestructuración salvaje del sector».