.

Los contagios por el uso compartido de jeringuillas descienden, mientras que aumenta la transmisión sexual del VIH

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y Consumo detectó un total de 2.190 nuevos casos de sida en España en 2003, lo que representa una reducción del 5,2 por ciento respecto al año anterior. Además, este descenso fue mayor en mujeres (9 por ciento) que en hombres (4,2 por ciento), según los resultados de un informe sobre la epidemia a nivel nacional elaborado por la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida.

Los datos de este informe –remitido hoy a las comunidades autónomas– y que recoge los casos de las personas infectadas por VIH que han desarrollado la enfermedad (sin informar sobre los que se han infectado recientemente) implican que «el importante descenso iniciado en el año 1996 se ha suavizado en los últimos años, observándose una tendencia a la estabilización».

Según el análisis, entre los casos de sida diagnosticados en 2003 predominaron los hombres (80 por ciento), mientras que la edad media del diagnóstico ascendió de los 28 años en el año 1985 hasta los 40 años en 2003. La proporción de casos en menores de 13 años se sitúa en el 0,3 por ciento.

En cuanto a la transmisión, los resultados de dicho informe muestran que continúan disminuyendo los casos de sida debidos al uso compartido del material de inyección entre usuarios de drogas y los que se producen por contagio de madres a hijos, mientras que la transmisión sexual del VIH adquiere «más relevancia», siendo responsable del 43 por ciento de los casos de sida registrados el pasado año.

Concretamente, casi la mitad de las personas que han desarrollado sida en 2003 contrajeron la infección por compartir material para la inyección de drogas (49 por ciento), afectando al 50 por ciento de los hombres y al 43 por ciento de las mujeres.

Además, el contagio del VIH por relaciones heterosexuales sin preservativo asciende al 28 por ciento, adquiriendo una especial relevancia entre las mujeres, donde representa el 50 por ciento de los casos (entre los hombres es del 22,2 por ciento). La tercera vía de transmisión más frecuente han sido las relaciones sexuales entre hombres, suponiendo el 15 por ciento de todos los casos.

Según el balance, el 38 por ciento de los casos de sida diagnosticados en 2003 y más del 60 por ciento de los que contrajeron la infección por transmisión sexual, desconocían su infección hasta que desarrollaron la enfermedad. «Estas personas no pudieron beneficiarse del tratamiento contra el sida, ni adoptar las medidas necesarias para prevenir la transmisión», indica Sanidad.

«SIN BAJAR LA GUARDIA»

Según Sanidad, los nuevos tratamientos antirretrovirales han demostrado ser «muy efectivos» aumentando la supervivencia y retrasando o evitando el desarrollo del sida, por ello el diagnóstico precoz de la infección por VIH en personas portadoras es cada vez más importante. «No se debe bajar la guardia, ya que en España sigua habiendo cada año entre 2.000 y 4.000 nuevos contagios», precisa.

Asimismo, la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, recomendó a las personas que hayan tenido prácticas sexuales «de riesgo» que acudan a hacerse la prueba del sida, e incide en «la necesidad de extender la utilización del preservativo en las relaciones sexuales con parejas nuevas u ocasionales, sobre todo entre las mujeres».