.

La OCU denuncia en un estudio que los promotores de Vigo, la provincia de Vizcaya y Zaragoza ofrecen la peor información en España

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El 57% de las promotoras inmobiliarias no ofrece al comprador de vivienda una información aceptable conforme a las leyes españolas que regulan la comercialización de viviendas, según se desprende de un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizado a partir de visitas anónimas a 63 promociones inmobiliarias de 10 ciudades españolas, denunció hoy en rueda de prensa la portavoz de la organización, Ileana Izverniceanu.

El estudio evalúa nueve puntos «clave» en la información que los promotores deben entregar a los compradores de vivienda ajustándose a la ley 57/1968 y el Real Decreto 515/1989. De este 57% de las promotoras detectado en el informe de la OCU como incumplidores en materia de información al consumidor, el 32% ofrece una información «muy mala» y el 25% «mala», siendo Vigo, la provincia de Vizcaya y en menor medida Zaragoza donde se ofrece la peor información a los potenciales compradores.

En concreto, una de las conclusiones «más alarmantes» del informe fue la negativa del 59% de los promotores a entregar una copia del contrato de compraventa «y supeditar la entrega de este documento, en el mejor de los casos, a la firma del documento de reserva donde el consumidor ya ha adquirido un compromiso de compra», criticó la portavoz de la OCU.

Por otro lado, tan sólo el 24% de las promotoras entregó por escrito información detallada de las fechas de entrega de vivienda, mientras que cerca de un 70% utiliza en los contratos las fórmulas de «fecha aproximada» o «fecha final de obra» con el riesgo de incluir prórrogas automáticas y sin compensación para el comprador. Izverniceanu aseguró que el 46% de las promociones visitadas ofrece información deficiente en materia de precios, formas de pago y períodos de validez de la oferta. Los riesgos potenciales son cambios de precios si no hay documento escrito con fecha de validez de la oferta e inclusión en los contratos de claúsulas que imputan al comprador gastos que legalemente corresponden al vendedor, como plusvalías o el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Asimismo, el comprador puede encontrarse con claúsulas de penalización por impago que pueden implicar hasta la resolución del contrato con pérdidas de entre el 10% y el 100% de lo entregado a cuenta.

Sólo el 38% de las promotoras entregó a los autores del estudio una copia del documento de reserva antes de la firma del mismo, mientras que el 61% no informa adecuadamente sobre la situación jurídica del terreno al no entregar el número de inscripción en el Registro de la Propiedad.

Por último, la OCU denuncia que hasta un 45% de las promociones facilitan información «defectuosa» relativa a la identificación del constructor y transparencia sobre datos del Registro Mercantil del promotor.

RECOMENDACIONES.

Ante esta situación, la OCU insta a reforzar el control por parte de las autoridades de consumo autonómicas, titulares de las competencias en esta materia, así como una actualización de la actual normativa, fijando de forma más precisa las obligaciones de los promotores.

Asimismo, la organización recomienda al comprador de vivienda una serie de precauciones, como son la de comprobar la situación jurídica del terreno, no entregar cantidades a cuenta sin haber comprobado la existencia de aval y cuenta especial, exigir que figuren en el contrato las fechas de inicio y entrega y tener en cuenta que la publicidad (folletos informativos) de las promociones es vinculante y, en consecuencia, tiene carácter contractual.